Una batería de grafeno carga un coche eléctrico en 8 minutos

Una batería de grafeno carga un coche eléctrico en 8 minutos.

La propuesta de los coches eléctricos es, sin duda muy atrayente. Un vehículo que no contamina, hace menos ruido, y su combustible es más barato, resulta sin duda muy apetecible. Cierto que aún no alcanzan la potencia y velocidad de los vehículos de combustible líquido más potentes, pero cumplen con las necesidades básicas de transporte de la mayoría de las personas.

Sin embargo, los coches eléctricos tienen un importante hándicap: la duración y autonomía de la batería. Aunque mejoran de forma constante, las baterías de ion-litio de los coches eléctricos actuales necesitan varias horas para recargarse por completo, y su autonomía apenas alcanza los 300 Kilómetros.

Todas estás limitaciones quedan desterradas con la batería de polímero de grafeno desarrollada por la empresa española Graphenano y la Universidad de Córdoba. Grabat Energy se encargará de fabricarlas.

Graphenano es el primer fabricante mundial de grafeno a escala industrial, así que sabe lo que hace. Y lo cierto es que su batería de grafeno, si cumple lo que prometen, esta llamada a revolucionar la industrial del automóvil y la telefonía. Pesa la mitad que una batería de ion-litio, cuesta un 77% menos de fabricar, se carga en 8 minutos, y ofrece una autonomía de 1.000 kilómetros.

El grafeno es un material milagroso, descubierto en 2004. Se trata de una lámina de carbono de un átomo de espesor. Es un millón de veces más fina que una hoja de papel.

Grafeno, el material milagroso

Todo sobre el grafeno. ¿La gallina de los huevos de oro?

El grafeno es extremadamente ligero: una lámina de un metro cuadrado sólo pesa 0,77 gramos. Es transparente, flexible, impermable, no contamina, y es 200 veces más fuerte que el acero. Además es superconductor: 100 veces más rápido que el silicio usado en los chips.

Conduce el calor, genera electricidad cuando recibe luz, y cambia sus propiedades cuando se combina con otros materiales. Su unión es tan perfecta que ni siquiera los átomos de helio, los más diminutos que existen, pueden atravesarlo. ¿Y hemos mencionado que si la lámina recibe daños, se autorepara?

Por si fuera poco, es barato de fabricar, y es muy común en la Naturaleza. Todos los países lo tienen en abundancia.

Graphenano comenzará a producir estas baterías de grafeno para coches eléctricos en el primer semestre de 2015. Dos de las cuatro principales marcas alemanas de automoción las van a probar este mismo mes en sus vehículos.

Debido a su densidad, de momento estas baterías son demasiado grandes para usarse en dispositivos móviles, pero Graphenano ya está trabajando para reducir su tamaño. Entonces, un smartphone podrá recargarse en 5 segundos.

El grafeno será, sin duda, uno de los materiales que revolucionarán la tecnología en los próximos años. Esto no ha hecho nada más que empezar...

[Fuentes: El Mundo, UCO.es]