Baterías de Litio vs de Estado sólido, diferencias y ventajas

Persona cargando el móvil porque le queda poca batería

Todos los teléfonos móviles tienen batería y la mayoría de usuarios desconocen cuando tienen que cambiarla. Con el tiempo, las baterías: limitan sus propiedades, llegan a perder su usabilidad por completo e incluso pueden causar que el hardware se vuelva inestable. Normalmente tienen una vida de 2 o 3 años y muchos usuarios no tienen consciencia de esta situación.

Los pocos que suelen cambiarlas suelen buscar en Amazon: baterías externas móviles; y ya consideran que eso va a solucionar todos sus problemas.

En realidad, añadir otra más pero externa, no va a ayudarte con el problema. Si por un casual, te has informado un poco mejor y te pones a buscar en Amazon: baterías litio móvil; puedes arreglar el problema otros pocos años en el mejor de los casos.

¿Por qué puede arreglar el problema en el mejor de los casos?

Porque lo que muchos usuarios desconocen, es que la gran mayoría de baterías de litio que se venden por internet que proceden de tiendas chinas son falsas.

La mayoría contiene harina/cemento o cualquier tipo de polvo no conductor. Ni siquiera los colores o fundas corresponden con las que usan los fabricantes.

Por eso es importante comprar baterías de litio para el móvil oficiales aunque los precios de las tiendas chinas nos atraigan con un precio tan reducido; tal y como mencionan en bateriasdelitio.net 

Las baterías de móviles más vendidas en Amazon 

¿Qué es una batería de Litio o ion-Litio?

Esta es la primera pregunta que debemos hacernos para entender este artículo. Las baterías de litio son un dispositivo diseñado para almacenar energía eléctrica.

Hay tres tipos de baterías de litio a base de materiales catódicos diferentes:

  • Óxido de cobalto
  • Óxido de manganeso
  • Fosfato de hierro

Pero no nos queremos poner demasiado técnicos y simplemente vamos a explicar que emplean como electrolito una sal de litio que consigue los iones necesarios para la reacción electroquímica reversible que tiene lugar entre el cátodo y el ánodo.

Empezando por lo básico: una pila está compuesta de dos electrodos. Uno positivo (cátodo) y uno negativo (ánodo), y a medida que pierden carga, los electrones pasan del negativo al positivo a través de un circuito externo. Los iones pasan por el electrolito que separa los dos electrodos.

Para simplificarlo aún más, es una pila recargable con dos o más celdas donde están separados los iones de litio. Cuando funciona en modo descarga, los iones de una y otra celda se combinan químicamente para formar el elemento estable.

La energía química del material almacenado en la batería se convierte en energía eléctrica a través de una reacción química. La batería consta de tres elementos: un cátodo, un ánodo y un electrolito para separarlas.

Baterías de Litio vs Baterías de Estado sólido, diferencias y ventajas

Aunque te pueda sorprender, en realidad las nuevas baterías de estado sólido son la evolución de las baterías de litio, por lo tanto, estas también utilizan este material.

Tienes que entender que las baterías recargables de litio suelen emplear un separador físico y emplean electrolito líquido, lo cual incrementa la probabilidad de que las pilas desarrollen dendritas, unas estructuras con forma de agujas hechas de deposiciones de litio que eventualmente pueden perforar el separador y crear un cortocircuito en el sistema.

Con un electrolito líquido se requiere un separador para prevenir la ocurrencia de cortocircuitos, pero con uno sólido no haría falta porque los separa por sí mismo.

La diferencia clave entre una batería de litio y una batería de estado sólido es que el primero utiliza una solución líquida para regular el flujo de corriente, mientras que las baterías de estado sólido optan por un electrolito sólido.

Las sustancias que se han encontrado anteriormente como adecuadas para hacerlo han sido todas líquidas.

¿Por qué explotan las baterías de litio?

Recientemente, se han mejorado las tecnologías utilizadas en la fabricación de baterías, tales como la tecnología de envasado, pero parece que hasta ahora no había fin a los accidentes que implican la deformación, expansión e ignición de las baterías debido al sobrecalentamiento.

Por eso encontrar una alternativa sólida a una solución que hasta hace poco era líquida, es un avance importantísimo. Desgraciadamente ahora mismo son muy caras para incluirlas en teléfonos móviles, pero es evidente que esto va a cambiar en los próximos años.

Este proyecto lo comenzaron en Portugal: Helena Braga y Verena Stockhausen. Aunque Verena tuvo que abandonar el proyecto por falta de financiación y ahora son menos de 10 personas entre Portugal y Texas las que forman el equipo actual.

Aunque el proyecto se basa en baterías de litio, están trabajando también con baterías de sodio para que sean ecológicas y totalmente reciclables. Otros datos que debes tener en cuenta:

  • Baterías más frías: se calientan menos y eso conlleva un mejor funcionamiento del teléfono móvil tanto en su carga como en el uso diario.
  • Baterías más resistentes a temperaturas extremas: actualmente están trabajando para llegar a los -60ºC por lo tanto podrán aguantar entre -60ºC y 60ºC.
  • Ahorro de espacio: los separadores de batería líquidos convencionales tienen un espesor de 20-30 micrones (es una unidad de longitud equivalente a una milésima parte de un milímetro) y los nuevos separadores podrían reducir 3-4 micrones cada separador. Por lo tanto se puede llegar a ahorrar hasta 7 veces el espacio actual.
  • Desgaste pasivo: todas las baterías de litio tienen este problema. Independientemente de si usas o no el móvil, la batería se va a agotar aunque lo guardes en un cajón y no lo utilices. Este mismo problema seguirá con las baterías en estado solido pero va a tardar mucho más en ocurrir.
  • Más batería en menos tiempo de carga: podrían cargarse a una velocidad 6 veces superior a lo normal.
  • Vida útil de la batería: si ahora duran unos 2 años más o menos, van a durar unos 10 años aproximadamente. Esto equivale a no tener que volver a comprar una segunda batería interna y es un adelanto maravilloso para aquellos usuarios que permanecen muchos años con un mismo móvil.
  • Baterías más seguras: los electrolítos de estado sólido son menos reactivos que los líquidos por lo tanto las baterías no explotarán ni se incendiarán si están dañadas o sufren defectos de fabricación.
  • Mayor capacidad de carga: podrán almacenar mucha más energía lo que permitirá el doble de tiempo de uso.