Baterías de Tesla: precio y fecha de lanzamiento en España

Baterías de Tesla: precio y fecha de lanzamiento en España

La expansión internacional de Tesla está a punto de llegar a España. La compañía dirigida por Elon Musk anunció hace poco la llegada de sus coches eléctricos a nuestro país. El último anuncio es el de las baterías Powerwall para el hogar de Tesla, que comenzarán a venderse en España y cuyo precio y fecha de lanzamiento ya se conoce.

La presentación ha tenido lugar en la Feria de la Energía Genera, celebrada en Madrid. En ella se han desvelado los detalles acerca de la implantación de estas baterías para el hogar en España. No será Tesla quien las distribuya e instale, sino la distribuidora energética Bornay, que se apoyará en varias superficies comerciales del sector.

Su intención es que lleguen durante el tercer trimestre del año, con el objetivo de comenzar a instalar las baterías Tesla Powerwall a finales de 2016, fecha de lanzamiento elegida por la compañía, según indica Bornay a Cinco Días.

A falta de ver cómo reacciona el gobierno de España ante la intención de Tesla, la red necesaria para la implantación de sus baterías para el hogar ya está montada. Famoso es el “impuesto al sol” del ejecutivo español, que ha tratado en otras ocasiones frenar la creación de hogares autosuficientes y del autoconsumo eléctrico.

Mientras tanto, en otros países ya se baten récords en cuanto a sostenibilidad, llegando a autoabastecerse completamente con energías renovables, algo que parece muy lejano aún en España.

El precio de la batería para el hogar Tesla Powerwall en España será de 4.500€ por unidad, una cantidad que puede considerarse económica. Para valorar la relación calidad-precio es imprescindible tener en cuentas sus prestaciones. Hasta 6,4 kilowatios son capaces de almacenar estas baterías.

Spain Loves Tesla quiere traer una fábrica de Tesla a España

El coste total de poner una batería de Tesla en casa aún está por estimar, ya que además del precio del componente en sí, hay que calcular los costes de distribución, instalación y también el del sistema de energía fotovoltaica necesario para su funcionamiento.

A cambio, obtienes la capacidad de generar tu propia energía, aunque en España aún no la podrás vender a la red eléctrica nacional. La energía sobrante producida por las placas solares irá a parar a tu batería hasta que la capacidad de ésta no dé para más.