Bill Gates invertirá $ 2.000 millones en energías renovables

Bill Gates invertirá $ 2.000 millones en energías renovables

Bill Gates ha anunciado que tiene previsto duplicar su inversión en energías renovables en los próximos cinco años. Hasta ahora ha dedicado un total de 1.000 millones de dólares, y ha declarado que en el siguiente periodo su presupuesto será de 2.000 millones aproximadamente.

La preocupación por el medio ambiente y el desarrollo sostenible ha caracterizado siempre al fundador de Microsoft, que en una de sus últimas apariciones públicas nos sorprendió bebiendo un vaso de agua extraída de excrementos humanos, como puedes ver en el siguiente vídeo:

Según ha explicado recientemente en una entrevista con el Financial Times, el objetivo de este aumento en la inversión responde a la intención de frenar el cambio climático, cuya evolución sólo puede revertirse apostando por la innovación en la tecnología de las energías renovables. 

Las fuentes fósiles han demostrado que son cada vez más menos eficientes y más costosas. Por ejemplo, "la tecnología nuclear hoy está fallando en el precio, la seguridad, la proliferación, el despilfarro y la escasez de combustible, por lo que las nuevas tecnologías tienen que ofrecer soluciones a estos problemas".

Una máquina de Bill Gates convierte excrementos en agua potable

Hay muchos aspectos que es necesario mejorar en las fuentes de energía limpia. Por ejemplo, en el caso de la solar, Bill Gates señala que todavía no hay una tecnología de baterías que esté siquiera cerca de poder aprovechar todo el potencial de electricidad que se puede generar, y que sea capaz de abastecernos incluso cuando haya una larga sucesión de días nublados.

Otro motivo que impide el desarrollo de las energías renovables es que los proveedores no tienen incentivos adecuados para apostar por la innovación, lo que frena el avance y el descubrimiento de nuevas formas más eficaces.

En su opinión, aunque le parece muy positiva la toma de conciencia de los peligros del cambio climático por parte de los estados y las Naciones Unidas, todavía queda aumentar la inversión de los gobiernos en sus países para favorecer la innovación.

[Fuente: Financial Times]