Bio-bus, el primer autobús que funciona con... excrementos

Bio-bus, el primer autobús que funciona con... excrementos humanos y restos de comida.

¿Podremos, en un futuro próximo, sustituir la gasolina del coche por nuestros propios excrementos? La ciencia dice que sí, aunque no en cantidades masivas. Hacen falta muchos residuos para crear el suficiente gas como para mover un motor.

Sin embargo, la empresa británica GENeco ha conseguido que un autobús que funciona con excrementos humanos y restos de comida,ofrezca el mismo rendimiento que un autobús estándar, y mantenga una autonomía de 300 Kilómetros.

Se llama Bio-bus, y es el transporte urbano del futuro. A fin de cuentas, excrementos o basura no van a faltar nunca...

Los autobuses de Londres tendrá un software anti-accidentes

Aquí puedes ver al Bio-bus en pleno funcionamiento:

Hay que reconocer que no han estado muy afortunados decorando el autocar, pero lo cierto es que no olerá raro cuando montes en un Bio-bus, porque lo único que recibe en su depósito de combustible es biometano.

Este gas se obtiene dejando reposar los excrementos y la basura entre 12-18 días, sin óxigeno, a una temperadura que varía entre los 32 y 42 grados. La fermentación produce biometano que se purifica para obtener gas como el que usamos en casa. De hecho, más de 8.000 hogares británicos ya utilizan gas proveniente de este este peculiar sistema de extracción.

En este vídeo puedes ver cómo se realiza todo el proceso:

La única limitación actual es que, logicamente, este tipo de biometano no está disponible en todas las gasolineras, y los Bio-buses tienen que ir a repostar a estaciones propia de GENeco. Pero puede distribuirse como cualquier otro gas para llegar a cualquier lugar.

El uso de biometano produce un doble beneficio. Por un lado, su fuente es el reciclaje, pero además contamina menos que la gasolina o el diesel. Esperemos que pronto sea una tecnología de uso común en todo el mundo.

[Fuente: GENeco]