Carsharing de coches eléctricos, ¿merece la pena?

Carsharing de coches eléctricos, ¿merece la pena?

Comprar un coche eléctrico es una decisión que debe meditarse con frialdad y conocimiento.

Pero no hace falta adquirir uno para disfrutar de las ventajas del coche eléctrico. Es las ciudades más grandes existen servicios de carsharing que permiten alquilar vehículos eléctricos para que nos podamos mover por el centro urbano. Ahorras dinero, tienes total libertad de movimientos, y contribuyes a reducir la polución del lugar donde vives.

Con los índices de contaminación batiendo récords en Madrid y Barcelona, el carsharing de coches eléctricos se convierte en una excelente alternativa al autobús o el metro que va a ser incentivado por los ayuntamientos, precisamente por su condición de vehículos no contaminantes. Se calcula que cada coche de carsharing elimina entre 15 y 20 vehículos particulares de la circulación.

Alquiler de coches eléctricos

Carsharing significa, literalmente, compartir coche, pero no en los términos que se usa por tradición en España, como por ejemplo cuando varios compañeros de trabajo van en el mismo coche a trabajar. Los servicios de carsharing ofrecen una flota de coches distribuidos en distintos puntos de la ciudad. Puedes alquilar uno en cualquiera de esos puntos, usarlo el tiempo establecido, y aparcarlo en cualquiera de los puntos disponibles cuando termine el servicio. Compartes coche porque puedes usar cualquiera de los pertenecientes al servicio, pero una vez que lo alquilas es tuyo en ese plazo y no tienes que compartirlo con nadie si no quieres.

Carsharing de coches eléctricos, ¿merece la pena?

En los últimos años muchos servicios de carsharing han adoptado los coches eléctricos, porque a la ventaja de la movilidad añaden el incentivo de que no contaminan. Esto les permite recibir ayudas, subvenciones y privilegios a nivel estatal o de ayuntamientos.

En España ya se pueden encontrar servicios de carsharing en todas las ciudades importantes: Madrid (Emov, Car2Go, Bluemove), Barcelona (Bluemove), Sevilla (Bluemove), Valencia, Asturias, País Vasco, y también en las islas Canarias y en las Baleares. Existen también servicios de carsharing corporativos: empresas como Repsol o Iberdrola disponen de flotas de coches eléctricos que comparten sus empleados en sus principales sedes.

Los 5 mejores vehículos urbanos eléctricos y portátiles

Las ventajas

¿Por qué utilizar el carsharing de coches eléctricos en lugar de tu propio coche, el autobús o el metro? Al tratarse de un vehículo individual ofrece más independencia que el transporte público, y no dependes de horarios. Además puedes transportar maletas, objetos y equipaje en mayor cantidad.

La mayoría de estos servicios usan coches eléctricos de pequeño tamaño y dos o cuatro plazas. Son fáciles y cómodos de conducir, caben por cualquier sitio y se aparcan en cualquier hueco:

Al ser eléctricos no contaminan, así que contribuyes a reducir la polución de tu ciudad. Y la conducción es muy agradable, pues el motor no emite ruido. Como son ecológicos los ayuntamientos les conceden privilegios. Por ejemplo en Madrid pueden aparcar gratis en las zonas verdes y azules.

Por último, también hay que considerar el ahorro monetario. De media cuestan aproximadamente 1€ cada 5 minutos, así que en un trayecto de punta a punta de la ciudad, que puede durar entre 15 y 30 minutos te sale por entre 3 y 6€, y pueden ir hasta 4 personas. Más barato que el coche particular, pues no tienes gastos de gasolina, seguros, mantenimiento, aparcamiento, etc.

Así funciona

El carsharing de coches eléctricos es muy sencillo de utilizar. En primer lugar tiene que registrarte en el servicio de carsharing y presentar tu carné de conducir, para demostrar que puedes conducir un coche, pues los vehículos eléctricos exigen el mismo carné que uno de combustible. En algunos servicios tienes que presentarte en un punto de activación, y en otros puedes hacer todo el proceso online, desde una página web.

Una vez registrado obtienes una tarjeta que sirve para abrir el vehículo.

Carsharing de coches eléctricos, ¿merece la pena?

También tienes que descargar una aplicación para el móvil, que es desde donde vas a realizar todo el proceso.

En las capitales más grandes los coches eléctricos sólo están disponibles en la zona centro. Puedes viajar donde quieras con ellos pero sólo podrás recogerlos y abandonados en las zonas designadas. Salvo que contrates un servicio de largo recorrido, los vehículos suelen tener una autononía de entre 30 y 80 kilómetros. Suficiente para moverte todo un día por la ciudad y alrededores. 

Cuando quieres alquilar un coche eléctrico, accedes a la app y buscas los coches disponibles más cerca de tí, en tiempo real. Puedes reservarlo gratis y te lo mantienen 20 minutos.

Carsharing de coches eléctricos, ¿merece la pena?

Al hacer la reserva obtienes una clave única temporal que servirá para abrir la puerta del vehículo. Se asocia automáticamente, tu solo tienes que pasar la tarjeta por la puerta o usar la app frente al coche e introducir tu PIN.

En la guantera tienes las llaves para arrancarlo. A partir de aquí puedes usarlo como un coche normal. Cuando hayas terminado, usas la app para activar la cerradura y calcular el tiempo de uso, activándose el cobro. En otros casos tienes que elegir la hora de entrada y salida antes de montarte, cobrándote antes de usarlo. Si te pasas del plazo te penalizan, pero puedes ampliarlo antes de terminar.

No tienes que devolverlo en el mismo lugar donde lo cogiste. Puedes dejarlo en cualquiera de las zonas habilitadas por la compañía a lo largo de la ciudad.

Los coches eléctricos

Se suelen utilizar vehículos urbanos diseñados para circular por la ciudad, porque son baratos y fáciles de mantener y conducir. Cada servicio utiliza el suyo propio. Por ejemplo, Car2Go emplea vehículos Smart fortwo de dos plazas:

Carsharing de coches eléctricos, ¿merece la pena?

Tienen una potencia de 75 CV y una batería de 17 kWh, con una autonomía máxima de 145 Km. Pasan de 0 a 100 en 11,5 segundos y alcanzan una velocidad máxima de 125 Km/h.

Emov emplea los Citroën C-Zero de cuatro plazas. Alcanzan un potencia de 65 CV con una batería de 16 kWh. Su autonomía llega a los 150 Km y su velocidad máxima es de 130 Km/h.

Carsharing de coches eléctricos, ¿merece la pena?

Son vehículos perfectamente adecuados para moverte por la ciudad. Su pequeño tamaño y excelente maniobrabilidad son ideales para circular entre el tráfico y aparcar en lugares estrechos.

El precio

Cada servicio tiene sus propias tarifas, y a veces una misma empresa pone diferentes precios según la ciudad. Sin embargo, en el caso de Madrid, Emov y Car2Go han igualado tarifas. Cobran 19 céntimos el minuto o 59€ si lo quieres alquilar todo el día.

Bluemove utiliza otro sistema. Cobra 4€ a la hora y 45€ todo el día.

Además hay que pagar una pequeña tarifa de inscripción cuando te apuntas por vez primera al servicio. Suele rondar los 9€, pero también es común que te regalen minutos gratis, y con promociones este alta puede salirte gratis.

¿Merece la pena?

El carsharing de coches eléctricos tiene una utilidad muy concreta, que puede resultar muy rentable para las personas que usan poco el coche y habitan en la zona en donde opera el servicio, o su trabajo está allí.

Si vives a media hora de tu oficina por unos 6€ puedes ir en coche, y si lo compartes con hasta 4 personas te cuesta menos que el autobús. Es también muy rentable para hacer una escapada a la sierra, ir al fútbol, ir de compras, o para tener que recoger un objeto pesado que no puedes llevar en el metro o el autobús.

Carsharing de coches eléctricos, ¿merece la pena?

Si lo utilizas muy a menudo existen bonos diarios o mensuales que te saldrán a cuenta. No sólo reduces el tráfico y la contaminación de tu ciudad, sino que además te ahorras dinero en gasolina, aparcamiento, y mantenimiento.

Su principal hándicap es que en ciudades grandes sólo cubren el centro de la ciudad, y el lugar al que vas tiene que estar cerca de una zona de aparcamiento. Pero si estas condiciones se cumplen es una alternativa muy atractiva con respecto al transporte público, e incluso determinados viajes pueden salirte más rentables aunque tengas coche. ¡Haz cuentas y llegarás a la misma conclusión!

Los móviles con mejor batería según su precio