Comprar baterías externas baratas puede salir muy caro

Baterías externas chinas para móviles

La de los vendedores de origen asiático manipulando productos de electrónica de consumo no es ninguna historia nueva. Lo que hasta ahora no había quedado tan al descubierto era que, incluso, las baterías externas chinas para móviles están repletas de falsificaciones.

Al fin y al cabo, ¿qué se puede esperar un usuario que cree estar comprando una batería portátil de 50.000 mAh de capacidad por menos de 20 euros? Tal y como ha revelado una investigación de PhoneArena.com, en el mejor de los casos las baterías falsas incorporan unas simples pilas recargables. Y, por supuesto, están lejos de ofrecer la capacidad que prometen.

El experimento que ha llevado a cabo esta página web ha tenido como protagonista a una batería externa de 20.000 mAh de capacidad, sin marca, que se vendía por un precio que rondaba los diez dólares. Poder cargar al completo hasta ocho veces un Samsung Galaxy S6, más de diez veces un iPhone 6S o seis veces un Sony Xperia Z5 Compact, todo ello por nada más que diez dólares... pinta bien, ¿cierto?

Las baterías externas más curiosas

Mucho más lejos de la realidad, el experimento de esta página demostró que esta batería falsificada no era capaz prácticamente ni de hacer dos cargas completas en un iPhone 6S. Eso, con la calculadora en la mano, viene a decir que esta batería ofrecía poco más de 3.000 mAh de capacidad reales. 3.000 de 20.000, por mucho optimismo con el que se mire, no es una marca que se acerque a lo que promete el fabricante.

Armados con un martillo, y motivados por descubrir la verdad que se escondía detrás de estas cifras, los colaboradores de PhoneArena se encontraron con la sorpresa de que esta batería falsificada china escondía, en realidad, cuatro pilas recargables de litio unidas a una placa base. Las pilas no tenían identificación alguna, por lo que resultaba imposible determinar su capacidad real.

Baterías externas chinas para móviles

Las 7 mejores baterías externas de 2015

La moraleja del asunto, por si alguien todavía tiene dudas al respecto, reside en que resulta completamente desaconsejable comprar baterías externas que despierten la más mínima sospecha. El abanico de baterías portátiles reales con precios asequibles es tan amplio que, realmente, caer en una de estas estafas requiere mucha ingenuidad.

Por poco más de 15 euros podemos comprar la PowerBank de 10.000 mAh de Xiaomi, y si lo que buscamos es una capacidad realmente amplia, la batería de 20.000 mAh de Aukey, con su precio de 24 euros, no debería decepcionarnos.