Consejos y claves para comprar un GPS

Consejos GPS

Hoy día la compra de un GPS es una de las decisiones más importantes para completar nuestro vehículo preferido, una compra que atiende no sólo a prestaciones, sino también a gustos y necesidades.

Independientemente de la marca, lo que debemos tener en cuenta es la respuesta a preguntas como ¿qué uso le vamos a dar? ¿qué tipo de vehículo tenemos? o ¿qué añadidos diferenciales necesito? Todas estas respuestas las podrás encontrar en nuestros consejos y claves para comprar un GPS.

Los más veteranos recordarán esos tiempos donde nuestro copiloto nos guiaba por esas carreteras sinuosas y repletas de salidas en las que siempre nos confundíamos. Aquellos mapas en forma de sábana que no lográbamos volver a doblar bien o la imposibilidad de saber si había un atasco o un tramo cerrado por obras hasta que estábamos a sólo unos metros, han pasado a la historia. Ahora, con la información al momento de Internet y el avance de la tecnología de consumo, esos viajes de antaño sólo existen en nuestra retina.

1: ¿Por qué no usar el GPS de mi teléfono o tablet?

Con la inversión económica que realizamos con los nuevos smartphones o tablets, muchos usuarios optan por aprovechar el GPS incluido en sus terminales portátiles para aventurarse en la carretera. Se trata de una solución temporal o suficiente para cortos trayectos, pero a la larga se ha demostrado que estos terminales no “aguantan el tipo” para un viaje propiamente dicho.

En general, los dispositivos portátiles que hacen uso de la geolocalización tienen como resultado ofrecer una autonomía muy escasa. A lo anterior hay que sumar que siempre dependemos de un terminal móvil para comunicarnos, con lo que dedicar enteramente su uso al GPS provoca que en un viaje largo no podamos aprovecharlo. A lo dicho, no se debe pasar por alto los pertinentes bloqueos o el limitado flujo de datos de nuestros móviles, algo que hace que sea necesaria la adquisición de un GPS para nuestro vehículo, sea coche, moto/bicicleta o camión.

 

2: ¿Qué uso le vamos a dar al GPS?

No es lo mismo utilizar un GPS para ir y venir del trabajo o de la universidad que, por ejemplo, trabajar como repartidor o bien viajar regularmente entre varios puntos de la geografía. Sea como fuere, en uno u otro caso siempre podemos optar por hacer uso de un GPS básico o bien de uno más especializado para movernos con nuestro vehículo.

También podemos elegir hacer uso del GPS incluido con la compra de nuestro vehículo, aunque en general suele ser preciso actualizarlo cada cierto tiempo. Los que nos vienen de serie, exceptuando casos, cuentan con unas funciones demasiado básicas para los conductores más experimentados o aventureros. Hoy día, el hecho de tener la posibilidad de elegir un GPS externo hace más fácil que las necesidades personales sean cubiertas.

3: Tamaño de la pantalla

Lo primero que llama la atención a la hora de comprar un GPS es la pantalla. Si bien antiguamente se buscaba más un dispositivo comedido y que no ocupara mucho espacio en nuestro vehículo, ahora se valora más el tamaño medio-grande, ideal para la enorme cantidad de detalles al que un conductor debe prestar atención.

Aún así debemos valorar el tipo de vehículo que tenemos, el espacio para situarlo y el precio que queramos pagar por ello. Lo recomendable es hacernos con un GPS de pantalla media de 5 pulgadas, fácilmente adaptable para todo tipo de edades. También podemos coger como referencia el tamaño de la pantalla de nuestro smartphone, dado que van a la par al respecto de los gustos personales.

4: ¿Qué tipo de vehículo tenemos?

No es lo mismo usar un GPS para un coche que para un camión, y de hecho las distintas marcas ofrecen una gama diferente según el vehículo donde lo vayamos a utilizar. Los GPS para coches son los que más conocemos y llevan mapas pensados para los turismos de toda la vida. Pero si tenemos un camión siempre podemos optar por adquirir un GPS más especializado, donde se nos informe también de la estrechez de las calles o de la altura de algunos pasos, por si se nos aconseja cambiar de ruta.

Lo mismo pasa con las motos donde encontramos una amplia variedad ideales para los vehículos a dos ruedas. Estos GPS suelen ser más resistentes a la lluvia o al frío, e incluso más duraderos dado que al estar más expuestos al tiempo atmosférico precisan de una envoltura más robusta que los GPS normales.

5: ¿Actualizaciones de pago o mapas de por vida?

En general podemos encontrar los GPS que vienen de serie con un conjunto de mapas amplio y bien detallado pero que, con el tiempo, se nos obliga a su actualización, previo pago. Los GPS más caros suelen ofrecer actualizaciones de por vida, y si bien nos exigen mayor desembolso, a veces la inversión, si miramos a largo plazo, es recomendable.

De esta manera debemos tener en cuenta el apartado de ¿qué uso le vamos a dar? para saber si nos interesa un GPS con actualizaciones de por vida, o bien con una serie de mapas que, si bien no están a la última, sí que nos valen de sobra para realizar los mismos caminos de siempre.

6: ¿Qué tipos de mapas se incluyen?

Como es evidente, no todos los GPS incluyen los mapas detallados de todas las ciudades y carreteras del mundo. Uno de los mejores consejos antes de comprar un GPS es el de repasar el paquete de mapas que incluye. En este sentido razones como la profesión, el tiempo que pasemos en la carretera o nuestra intención de viajar es fundamental para decidirnos por uno u otro.

7: Autonomía

En general, un GPS suele durar de 2 a 3 horas, pero en algunos casos unos minutos de más o de menos pueden ser suficientes para decidirnos por un dispositivo. Si bien es relativamente fácil cargar un GPS en nuestro coche, no es nada agradable que tengamos que quitar la vista de la carretera si, por alguna circunstancia, el dispositivo deja de funcionar. Así que, según los trayectos que tengamos o deseemos hacer, debemos prestar siempre atención a sus especificaciones que suelen ofrecer intervalos de tiempo aproximados de la duración al uso de estos terminales.

8: Accesorios incluidos

Los fundamentales son el pertinente cargador y el soporte para el vehículo. El cargador suele ser tipo mechero, de fácil uso y parecido al típico cargador microUSB de los teléfonos móviles. Al hablar del soporte hay mayor variedad, aunque en general depende del sitio que queramos ocupar en el vehículo. Lo podemos sujetar al soporte mediante giro o presionando un botón para que se quede más firme a la superficie.

9: Añadidos de valor

También es conveniente tener en cuenta otros añadidos de valor como la inclusión en el GPS de un modo nocturno, del bluetooth, de una pantalla enteramente interactiva, de un planificador de rutas o de un sistema antirrobo.

 

10: Conclusión

  • Elige según tus necesidades: tipo de vehículo, profesión, hobbies, visión a largo plazo...
  • La pantalla es fundamental: elige bien su tamaño, si es enteramente interactiva...
  • Autonomía. La media son 2-3 horas de duración bajo un uso moderado.
  • Es más rentable, a largo plazo, un GPS con actualizaciones de por vida.
  • A veces comprando los accesorios por separado sube mucho el precio. Intenta que estén todos incluidos con la compra.
  • Con GPS del mismo precio, ten en cuenta sus valores añadidos y el recorrido de la marca.