Consejos para elegir y comprar el mejor horno para la cocina

Consejos para elegir y comprar el mejor horno para la cocina

El universo del horno es un completo desconocido para el común de los mortales, de ahí que casi siempre resulte un quebradero de cabeza elegir qué horno comprar para nuestra cocina.

En ComputerHoy hemos elaborado una completa guía de compras con todo tipo de información, trucos y consejos para comprar el mejor horno posible: bueno, bonito y barato.

El horno sobrevive a los tiempos con salud de hierro. Probablemente sea el electrodoméstico con el origen más antiguo, pero sigue estando a la última moda ya que ha evolucionado por caminos muy dispares para conseguir adaptarse a los nuevos tiempos y las nuevas cocinas.

Hoy conviven los hornos convencionales, los hornos microondas, los hornos con pirólisis e incluso los hornos a vapor, aunque los más afortunados siempre presumirán del horno de leña que tienen en el jardín.

Aprovecha estas ofertas para comprar un horno nuevo

Si quieres comprar un horno nuevo el primer consejo, como siempre, es tener muy claro el espacio del que dispones en la cocina para no llevarte un disgusto a la hora de instalarlo, sobre todo si va encrastrado.

De todas formas en el caso de los hornos no suele ser un problema porque las medidas se estudian a la hora de renovar o montar una cocina, pero nunca está de más saber el alto, ancho y profundidad de la que dispones.

Tipos de Horno

Existe un horno para cada casa, así que antes de marearte con las funciones posibles, consumo enérgetico y demás lo mejor que puedes hacer antes de comprar un horno es elegir el tipo que más te conviene.

Para empezar debes saber que se venden hornos compactos o de tamaño muy reducido -menos de 60 cm de ancho- ideales para casas pequeñas o solteros con poca maña en la cocina, hornos extragrandes de 90 centímetros que prácticamente solo sacarán partido los que utilicen el horno a menudo y con varias cocciones simultáneas y por último están los más extendidos, de unos 60 centímetros de ancho, sobre los que existe una enorme variedad a elegir.

Además, los tipos de horno se dividen según su funcionamiento interno según estas categorías: 

  • Hornos convencionales. La gama más amplia del mercado, los hornos de toda la vida que calientan el aire a través de unas resistencias en la parte de arriba y abajo.
  • Hornos microondas. Cocinan un poco más rápido que los convencionales y tienen un menor consumo eléctrico. Algunos han eliminado el plato giratorio, aunque por lo general son más pequeños.
  • Hornos multifunción. La gama media que puebla la mayoría de las cocinas españolas. Vienen con grill y con convección, lo que facilita la preparación de dos comidas a la vez.
  • Hornos vapor. Primero conquistaron las cocinas profesionales y ahora amenazan con extenderse a las demás gracias a su cocción saludable libre de elementos grasos.

Los mejores consejos para elegir un lavavajillas nuevo

Eficiencia energética

El horno es uno de los electrodomésticos que consume más energía y especialmente los que funcionan con electricidad, debido a las pérdidas de la transformación de la energía eléctrica en energía térmica. Sin embargo, un horno eléctrico de clase A consume 60% menos energía que uno de clase G. Los hornos de gas son mucho más eficientes, pero los hornos eléctricos son más frecuentes. 

Los hornos también están sometidos al etiquetado energético de la Unión Europea, que clasifica los electrodomésticos de las letras A a la G, siendo la A la más eficiente y la G la que menos.Al contrario de lo que sucede con lavadoras o frigoríficos en el caso de los hornos resulta bastante complicado encontrar un horno con la etiqueta A+ y casi imposible con A++ que indica todavía un mayor ahorro.

¿Merece la pena pagar más por un horno más eficiente? La Xunta de Galicia ha creado un interesante simulador que sirve para identificar cuánto se tarda en amortizar el sobrecoste que implica comprar un modelo de mayor eficiencia energética.

Para terminar, un apunte sobre el consumo de energía de los hornos. Abrir la puerta significa perder un 20 por ciento de la energía acumulada en el interior del horno, así que el mejor consejo es no abrir salvo que sea absolutamente necesario la puerta del horno, y cocinar si es posible todos los alimentos requeridos en una tanda.

Guía de compra: cómo elegir el mejor frigorífico

Funciones mínimas del horno

Si no tienes ni idea de qué cosas debes mirar a la hora de comprar un horno te recomendamos que te fijes en estas funciones para que no te den gato por liebre.

  • Calor arriba y abajo. La función más elemental de todas
  • Precalentamiento rápido. Una buena opción para ahorrar tiempo aunque no en electricidad. Te sacará de más de un apuro.
  • Funciones de grill. Perfecto para gratinar alimentos. Algunos hornos incorporan diferentes modos de grill que podrás utilizar según lo necesites.
  • Aire. Una función util para que el asado de carne no dure una eternidad.
  • Control de temperatura. Ya sea con mandos electrónicos o los giratorios tradicionales. Aquí debes fijarte en el rango que habitualmente oscila entre los 50 y los 250 grados centígrados, aunque cocinar a temperaturas más bajas (30 grados) y más altas (270 grados) a veces puede ser una ventaja.

Otro aspecto importante a la hora de escoger un horno para la cocina es fijarse en las diferentes alturas en las que se pueden colocar las bandejas y parrillas. Normalmente estos accesorios se pueden colocar en 5 alturas diferentes.

Elegir mejor horno 2015

Limpieza del horno: ¿Pirólisis sí o no?

La publicidad se ha encargado de introducir en el abecedario de cualquier ama de casa la pirólisis, que es un proceso de descomposición por medio del calor. Esto quiere decir que los hornos pirolíticos utilizan esa función para ponerse a temperaturas muy altas de alrededor de 500 grados para convertir los restos de suciedad en cenizas que se retiran simplemente con una bayeta. 

La evidente ventaja de los hornos con pirólisis es la facilidad a la hora de limpiar el electrodoméstico. La función se debe utilizar de manera esporádica aunque el horno se utilice a diario y la principal desventaja de estos hornos pirolíticos es que en este proceso utilizan una gran cantidad de energía que luego repercute en la factura de la electricidad, aunque también es cierto que los hornos de hoy son mucho más eficientes que los de hace diez años.

Horno Pirolisis mejor horno 2015 comprar

Seguridad del horno

Los hornos son responsables de un buen número de accidentes domésticos, así que es recomendable optar por algún modelo que incorpore funciones de seguridad.

Un buen consejo a la hora de elegir un horno nuevo es optar por uno que tenga puerta fría, es decir, que tenga dos, tres o incluso cuatro cristales entre el interior y el exterior del horno para mantener a raya la temperatura de la puerta, especialmente si tenemos niños en casa.

Consejos para elegir y comprar una lavadora

Para evitar desagradables quemaduras lo mejor es comprar un horno con carro o sistema de guías extraíbles, otra de las características importantes a la hora de comparar hornos. Tampoco está de más que nuestro nuevo horno tenga otros sistemas de seguridad adicionales como la ventilación tangencial y la salida ventilada de vahos. 

Conclusión

En definitiva, para elegir el mejor horno para tu cocina debes optar por uno que se adapte a tus necesidades. Si eres de los que lo utiliza poco quizás tu solución sea uno compacto, pero si lo utilizas a diario para todo tipo de elaboraciones podrías pensar en escoger un horno de vapor con función de pirólisis. Y no te olvides de comparar las funcionalidades y características de los diferentes modelos.