Crítica de jOBS, la película sobre Steve Jobs

critica jobs pelicula

El 16 de agosto es el estreno en cines en Estados Unidos de jOBS, la película sobre la vida y obra de Steve Jobs, el fundador de Apple.

Una semana antes de que el biopic sobre el genio que revolucionó la forma en la que concebimos la tecnología llegue a la cartelera, nosotros, que ya hemos conseguido verla, os ofrecemos la crítica de jOBS para que decidáis por vosotros mismos si os acercáis al cine, si esperáis a que salga en DVD o Blu-ray o si preferís ocupar vuestro tiempo en otros menesteres.

Poster y crítica de la película jOBS

  • Título: jOBS
  • Director: Joshua Michael Stern
  • Guionista: Matt Whiteley
  • Reparto: Ashton Kutcher, Josh Gad, Ahna O'Reilly, Dermot Mulroney, Matthew Modine, J.K. Simmons, Lukas Haas
  • Duración: 122 minutos
  • País: Estados Unidos
  • Fecha de estreno: 16/08/2013
  • Fecha de estreno en España: 20/09/2013
  • Valoración: 3/5

Si no quisieras leer la crítica completa y sólo necesitaras cuatro palabras para decidir si vas a ir al cine a ver jOBS, serían estas: entretenida, pero esperábamos más.

Si bien es cierto que cuando se anunció que Ashton Kutcher sería el encargado de dar vida a Steve Jobs en la gran pantalla muchos se echaron las manos a la cabeza, la verdad es que su actuación es de lo más destacable dentro de una película que entretiene, pero no destaca.

Quizá es problema de la propia Apple, que nos ha acostumbrado durante años a exigir una calidad puede que demasiado alta, no sólo en todos sus productos, sino en cualquier cosa relacionada con la empresa de la manzana. Aunque lo más probable es que sea culpa nuestra, precisamente por esperar demasiado. Cruzaremos los dedos para que no nos pase lo mismo con el iPhone 6, previsto para este otoño.

Volviendo a la crítica de la película, que es lo que nos interesa: jOBS arranca con una escena digna de cualquier americanada de las que vemos en Antena 3 un sábado por la noche, de esas que dan ganas de aplaudir y que presentan al personaje principal como héroe: Ashton Kutcher, con gafas y barba, y con un más que conseguido parecido a Steve Jobs, se enfrenta a un auditorio lleno de fans acérrimos, trabajadores de Apple y periodistas deseosos de conocer cuál es el nuevo producto que Jobs y los suyos se han sacado de la chistera para reflotar una compañía a la deriva.

critica de JOBS la pelicula

Es el 23 de octubre de 2001, y Steve Jobs, de vuelta en Apple tras una de las etapas más duras de su vida, va a presentar el dispositivo que revolucionaría la industria musical: el iPod. No llega a hacerlo, ya que la sala se llena aplausos y vítores que se funden con la música de John Debney para dar comienzo a la vida y obra del fundador de Apple.

El guión de la película abarca desde la adolescencia de Steve Jobs como estudiante en 1974 hasta la ya mencionada presentación del primer modelo de iPod en 2001.

Lo hace en todo momento destacando la figura de su protagonista, aunque también podemos disfrutar del lado más perverso del genio de Cupertino. Eso sí, a cuenta gotas, y es precisamente esa faceta de su vida la que convierte a Steve Jobs en un personaje tan fascinante y la que podría haber elevado esta película a cotas dramáticas que no alcanza, ni siquiera lo intenta.

El ejemplo más claro es uno de los pasajes más oscuros de la vida de Jobs: su relación con la hija que tuvo junto con Chris-Ann Brennan, Lisa, en cuyo honor nombró una de las creaciones de Apple previa a la llegada de Macintosh. La película pasa completamente por encima del asunto, limitándose a una escasísima escena donde Jobs descubre de boca de Brennan que está embarazada. Y nada más.

Por el contrario, las grandes hazañas de Steve Jobs al frente de Apple sí cuentan con amplio minutaje en la película de Joshua Michael Stern. Pero otra vez nos deja un sabor de boca... no, agrio no es la palabra. Sería algo así como el iPad Mini, nos gusta mucho, pero esperábamos pantalla Retina. Esperábamos caviar, jamón de bellota.

jOBS nos muestra a su héroe en cada gran momento de inspiración, pero no nos enseña su verdadero trabajo, y esa es precisamente nuestra gran crítica a esta película. Si habéis visto la serie House, nos servirá de ejemplo para explicarlo: independientemente de la calidad del capítulo o de la enfermedad que sufriera el paciente de turno, sabías que a Gregory House se le encendería la bombilla en los últimos 5 minutos del episodio mientras jugaba a la pelota contra la pared o durante cualquier otra actividad cotidiana y no relacionada con la medicina.

Así se siente uno al observar los repetidos momentos geniales de Steve Jobs: el director (y sobre todo el guionista, Matt Whiteley, quien podría haberse planteado otro tipo de narrativa) se centran en mostrarnos esos momentos de genialidad, esas chispas propias de un monstruo como Jobs, pero nada más: no sabemos cómo se llevan a cabo esas ideas geniales, ni quién trabaja en ellas, ni cuál es el papel de Jobs en su desarrollo.

Todo eso sucede muy lejos de la pantalla, lo que convierte a uno de los mayores genios de la industria tecnológica en un tipo que va de un lado a otro dando lecciones, gritando a sus empleados y planteando ideas milagrosas cual genio del tarot de las tres de la madrugada, lo cual hace un flaco favor a la figura de Steve Jobs, aunque son precisamente esas escenas donde Ashton Kutcher brilla más.

jobs wozniak pelicula

Un Ashton Kutcher que es, de lejos, lo mejor de la película, pese a las dudas y críticas que levantó su nombramiento como actor protagonista del biopic.

Todavía le asociamos con esa imagen de niño pijo e irreverente que tan bien fraguó en Punk'd o con el adolescente sin muchas luces de That 70's Show (Aquellos Maravillosos 70 en España), y pese a que jamás (me la voy a jugar) será nominado a un Óscar, hay que alabar su papel en jOBS, más allá de su parecido físico con el héroe de Apple.

La brillantez de la actuación de Ashton Kutcher es hacernos olvidar que es Ashton Kutcher, sin que ni siquiera se nos pase la imagen de Demi Moore por la mente durante toda la película (más complicado de lo que parece). Los gestos, la forma de andar característica de Steve Jobs e incluso la voz están muy conseguidos.

Bien es cierto que, como ya hemos mencionado, el guión no permite mucho lucimiento dramático (no explota el filón que tenía entre manos) y eso quizá ayude a Kutcher, quien nunca será Robert de Niro, a cuajar una actuación más que decente, y mucho mejor de lo que todos esperábamos.

La crítica de jOBS está quedando demasiado dura, y no era esa la intención, ya que por algo hemos aprobado esta película con 3 estrellas. Hablemos de cosas positivas.

La escena que resume la filosofía de Steve Jobs, explicándole a Wozniak "cómo va a saber alguien lo que quiere si nunca lo ha visto antes".

Además de la actuación de Kutcher, Josh Gad, hasta ahora conocido por papeles en series de televisión (y por una de las mejores obras de teatro estrenadas últimamente en Brodway, The Book of Mormon) lo borda como un Steve Wozniak seguro de sí mismo y que tiene muy claro que su amigo Steve no siempre actúa como debería.

Wozniak se muestra como un tipo inteligente, que sabe exactamente lo que quiere. Además, el momento en que decide abandonar los proyectos de Jobs está muy bien resuelto. Echamos de menos más escenas con Wozniak enfrentándose a Jobs (una de las mejores de la cinta). Woz, te queremos.

La ambientación, el vestuario, la fotografía... no somos expertos en cine, pero nada llama la atención por negativo, sino todo lo contrario, teniendo en cuenta que jOBS no es un film con alto presupuesto para lo que se viene manejando en Hollywood últimamente.

Además, y por qué no decirlo, jOBS es divertida y entretenida, a pesar de todos los errores descritos con anterioridad y de algunos arcos argumentales que empiezan prometiendo y no llegan a ninguna parte, como una vaga intención de artribuir el mal genio del que Steve Jobs hace gala durante la película con sus empleados al hecho de que fuera abandonado por su padre.

Si eres fan de Apple o de Steve Jobs, la película te va a gustar, merecerá la pena. Si no, siempre puedes esperara a la cinta que Aaron Sorkin (el guionista de El Ala Oeste de la Casa Blanca o The Newsroom), que ya tiene experiencia en este tipo de películas con La Red Social, prepara también sobre la vida de Steve Jobs. Nosotros la esperamos como agua de mayo.

O quizá prefieras otra opción de la cartelera, en cuyo caso date una vuelta por las críticas de cine de HobbyConsolas.com antes de acercarte a la taquilla.

Os dejamos con el trailer de jOBS, y si queréis podéis utilizar los comentarios a esta crítica si no estáis de acuerdo con algo, o para contarnos qué esperáis vosotros de la película y, cuando la hayáis visto, si os ha gustado o no. ¡Hasta la próxima!