Dell podría entrar al mercado de la computación vestible

Dell podría entrar al mercado de la computación vestible

La computación vestible es una de las tendencias que han adquirido potencia en los últimos tiempos. Para la mayor parte de las personas, el exponente más notorio es el Pebble o las Google Glass, y el más esperado, el iWatch. Pero lo que es cierto, es que los smartwatches son sólo la punta del iceberg. Dell lo sabe, y observando la tendencia a la contracción del mercado de ordenadores de escritorio, está pensando en reenfocar sus intereses.

Sam Burd, el vicepresidente de computación personal de Dell ha dejado esto claro en una entrevista con The Guardian. En sus declaraciones, el ejecutivo sostuvo:

"Al mirar cinco años hacia el futuro, esperamos que los dispositivos y sus formas sigan cambiando. Aún habrá necesidad de computación 'estática' en los escritorios, pero habrá una necesidad real de dispositivos móviles. Hay mucha discusión acerca de cómo encaja eso con los dispositivos vestibles que hemos visto, como las Google Glass, y los relojes. Nos espera un mundo con muchos dispositivos conectados entre sí"

Adicionalmente a su predicción del futuro, Burd anunció que Dell está "Explorando ideas en ese espacio". Y a pesar de que no se tiene claridad respecto a la seriedad de las exploraciones de la compañía, el ejecutivo expresó que la idea de un smartwatch marca Dell es atractiva. Los retos para la compañía son cómo superar los problemas en el terreno de los costos, y cómo hacer del uso de los dispositivos "una experiencia realmente buena".

El motivo fundamental por el que Dell así como otras compañías, están buscando alternativas a los modelos tradicionales de dispositivos de cómputo, es la compresión del mercado de los ordenadores de escritorio. En el primer trimestre del año, el número de ordenadores despachados disminuyó en casi un 14%, marcando un nuevo record. En el caso particular de Dell, el negocio de ordenadores para usuarios no corporativos disminuyó en un 9%, y su margen operacional cayó 65%.

A pesar de que muchos esperaban que el lanzamiento de Windows 8 fuera la salvación del mercado tanto de ordenadores de escritorio como de tablets para el sector corporativo, no ha sido así. Y pese a que el mercado de la computación vestible es un escenario que se encuentra en sus etapas iniciales, es uno que promete mucho para quienes logren plantar allí su bandera.