Desarrollan el primer chip de memoria basado en la luz

Consiguen crear el primer chip de memoria basado en luz

Un equipo de investigadores compuesto por científicos de las Universidades de Oxford, Munster y el Instituto Karlsruhe de Alemania ha conseguido desarrollar el primer chip de memoria basado en la luz que puede almacenar datos de forma permanente.

Un chip de luz para acelerar el mundo de la informática. El invento abre la puerta al desarrollo de procesadores ultrarrápidos, lo que en la práctica se podría traducir a la vista de las pruebas realizadas por el equipo de científicos en un aumento de la velocidad de los procesadores hasta 100 veces. 

Durante años numerosos científicos habían teorizado sobre la utilización de chips de memoria basados en la luz, pero hasta ahora no habían dado con la tecla para almacenar datos. El equipo de investigadores encabezado por Haris Bhaskara, experto en nanotecnología de la Universidad de Oxford, ha encontrado la respuesta en una tecnología de sobre conocida.

Los chips que se autodestruyen y desintegran ya están aquí

Este innovador chip basado en la luz almacena los datos de forma permanente gracias a un material denominado GST, una aleación fabricada con germanio, telurio y antimonio que cambia su estructura al recibir un haz de láser. Lo más curioso es que este material ya estaba presente en los DVDs y CDs regrabables.

El equipo de investigadores ha recubierto el chip con GST a nanoescala, y al recibir el haz de luz a intensidades variables es capaz de grabar datos de forma permanente. El chip puede leer y escribir varios bits de forma simultánea, una capacidad más limitada en los dispositivos de almacenamiento convencionales. 

En concreto, variando la longitud de las ondas y la intensidad del láser, el equipo de investigadores ha sido capaz de almacenar hasta 8 bits de información en un punto concreto.

IBM fabrica el primer chip funcional de 7 nanómetros

El experimiento demuestra que estos chips de memoria óptica podrían hacer a los ordenadores hasta 100 veces más rápidos con una memoria fotónica más avanzada y una tecnología de guías de ondas más desarrollada. "Estos bits ópticos pueden ser escritos con frecuencias de hasta 1 GHz", ha explicado el propio Bhaskara.

Aunque todavía se encuentra en una etapa de desarrollo muy temprana, las memorias basadas en la luz podrían competir de tú a tú contra las memorias NAND dentro de muy poco dando como resultado ordenadores mucho más rápidos.

[Fuente: FossBytes]