Discos duros de 20 TB, listos para 2020 gracias al vidrio

En 2020 tendremos discos duros de más capacidad y más baratos.

Imagina poder comprar un disco duro de 20 TB por el mismo precio que puede costar uno de 1 TB a día de hoy. Es posible, o más bien lo será en torno al año 2020, y todo gracias al vidrio. Así lo cree Hoya Corp., una compañía japonesa que puede haber dado con la clave para fabricar discos duros HDD con más capacidad de almacenamiento y más baratos.

Esta tecnología ya existe, aunque de momento sólo se aplica a los discos duros de 2,5 pulgadas que utilizan los portátiles. La idea es aplicarla también a los de 3,5", de forma que lleguen a los HDD de más capacidad, los que equipan el resto de ordenadores de sobremesa y que tienen aún mucho recorrido.

El vidrio o cristal sustituiría así al aluminio como componente principal de los discos duros. No sólo son mucho más rígidos que los tradicionales discos de aluminio, sino que permiten incluir muchas más capas en el mismo espacio y aumentan así la capacidad de almacenamiento. Y claro, a más capacidad en menos espacio, menor precio.

Hoy por hoy, los HDD siguen siendo la principal opción de almacenamiento en PC. Son mucho más baratos que los SSD, aunque no tan veloces. Esta circunstancia podría cambiar próximamente, sobre todo si tenemos cuenta que las unidades en estado sólido bajan de precio constantemente, amenazando el reinado de los discos de 1 TB y 500 GB.

Estos son los discos duros internos más vendidos en Amazon España

Con los discos duros de vidrio, la amenaza de los SSD quedaría solventada a medio plazo, al hacerlos mucho más competitivos en un mercado que cada vez demanda más y más GB de capacidad. No obstante, el problema para estos componentes es que muchos usuarios ya no están dispuestos a tener más capacidad a cambio de menos velocidad.

Cada vez son más los que optan por instalar un SSD, al menos para el sistema operativo y los programas más pesados. Es una tendencia que parece imparable, por lo que los HDD de cristal sólo llegarán a tiempo para proporcionar un almacenamiento secundario.

[Fuente: Nikkei Technology]