Dispositivo de grafeno aumenta la eficiencia energética de los coches

Un grupo de científicos de la Universidad de Manchester ha desarrollado dispositivo basado en grafeno que podría aumentar de manera significativa la eficiencia energética de los vehículos propulsados con combustibles fósiles.

Se trata de un nanodispositivo conocido como rectificador balístico que tiene la facultad de convertir en calor que produce el motor del coche en una corriente eléctrica utilizable.

Hay partes del tubo de escape que pueden alcanzar fácilmente temperaturas de 600 ºC. Lo que hace este aparato es recuperar la energía y la transformarla en electricidad para emplearla para alimentar otras características del automóvil, como el aire acondicionado, o almacenarla en la batería

El dispositivo es especialmente eficiente gracias a las propiedades conductoras del grafeno, que permiten una alta movilidad de los electrones. Por este motivo, el nanorectificador balístico tiene la ventaja de que cuenta con una eficiencia de conversión muy alta para pasar de una corriente alterna a una corriente continua a temperatura ambiente.

Rectificador balístico grafeno

Los investigadores aseguran que se trata del rectificador más sensible a temperatura ambiente que se ha fabricado hasta la fecha. Los modelos convencionales que presentan una eficiencia similar requieren temperaturas mucho más bajas. "A diferencia de los rectificadores o diodos convencionales, el rectificador balístico no tiene umbral de voltaje, por lo que es perfecto para la obtención de energía, así como microondas y detección de infrarrojos", explica Greg Auton, uno de los principales autores del experimento.

Las baterías de grafeno permitirán que los coches eléctricos tenga 800 km de autonomía

En la actualidad, los motores de combustión interna más eficientes pueden convertir aproximadamente el 70% de la energía que se produce al quemar el combustible en electricidad para alimentar los sistemas del vehículo. El resto de energía se desperdicia a través de los sistemas de escape o de refrigeración.

El equipo de científicos está buscando ahora ampliar su investigación para desarrollar sistemas más grandes de recuperación del calor.

[Fuente: Universidad de Manchester]