Electrolito a base de agua, la solución para baterías más seguras

bateria litio agua

Un conjunto de investigadores de la Universidad de Maryland y del Laboratorio de Investigación del Ejército de Estados Unidos ha desarrollado una batería de iones de litio que utiliza una solución de agua y sal como electrolito. Gracias a esta configuración es posible fabricar baterías más seguras, evitando que se incendien los componentes electrónicos y que se produzcan explosiones.

Las baterías más comunes son las de iones de litio, compuestas por conductores eléctricos (o electrodos) a cada lado, mientras que en el medio encontramos el electrolito. Los electrodos se cargan y descargan cuando los iones se mueven desde uno hasta el otro, desplazándose a través del electrolito.

Habitualmente, los electrolitos están hechos de productos químicos orgánicos que son fácilmente inflamables. Aunque los que se componen a base agua también existen, como no se trata de un elemento muy reactivo las baterías que lo incorporan suelen ser menos potentes. 

Hazte con una batería externa portátil al mejor precio

Esta tendencia cambia gracias a la nueva batería desarrollada por estos científicos, que han sido capaces de utilizar un electrolito a base de agua y sal que puede alcanzar 4 voltios, el mismo voltaje que los electrolitos orgánicos más comunes. En el vídeo que tienes un poco más arriba puedes ver cómo la batería a base de agua marca una potencia de 4 voltios. Al mismo tiempo, es capaz de soportar que la perforen con un clavo sin ningún peligro, sin que se produzca una llama o una explosión.

"En el pasado, si se deseaba alta energía, se elegía una batería de iones de litio no acuosa, pero se comprometía la seguridad. Si se prefería la seguridad, se podía utilizar una batería acuosa como el níquel / hidruro / metal, pero había que conformarse con una energía más baja", explica Kang Xu, co-autor del estudio. "Ahora hemos demostrado que es posible tener acceso a alta energía y alta seguridad de manera simultánea".

Los móviles con mejor batería de 2017

Eso sí, tienen una gran limitación respecto a las baterías de iones de litio convencionales, y es que solo soportan 70 ciclos de carga y descarga, mientras que las de electrolito no acuoso duran al menos 500 ciclos. Por tanto, el siguiente paso en esta investigación radica en conseguir una vida útil más larga. 

[Fuente: The Verge]