Esta noche podría caerte un satélite en la cabeza

El satélite GOCE, a punto de impactar con la Tierra

Si este fin de semana vas paseando por la calle a las tres de la mañana y, de repente, ves venir hacia tí un satélite espacial, no te quedes parado pensando en las copas de más que te has tomado. ¡Échate a un lado y corre todo lo que puedas!

Según cuenta el periódico The New York Times, la Agencia Espacial Europea (ESA) ha calculado que el satélite Gravity Field and Steady-State Ocean Circulation Explorer (GOCE), podría caer a la Tierra la noche del sábado al domingo, aunque dicho "aterrizaje" podría retrasarse al lunes.

Este final era el programado desde el principio: "que caiga por su propio peso, y si hay alguien debajo, que se aparte"... ¿Y a esto lo llaman ciencia?

Los datos son imprecisos porque el GOCE se quedó sin combustible hace un par de meses, y va cayendo poco a poco hacia la atmósfera, a razón de unas 2.5 millas al día.

Como orbita alrededor de los polos y recorre todo el planeta, puede caer en cualquier sitio. Y como el agotamiento del combustible tampoco se suele producir de forma matemática, no saben el momento exacto en que comenzará el descenso en picado.

En estos momentos planea libremente a merces de las capas de la atmósfera y la gravedad, lo que unido a la fricción con el aire, posibles desperfectos, y otras variables, impiden calcular el punto exacto y el momento en que caerá al suelo.

Cuando esto ocurra, un satélite de una tonelada se desplomará sobre nuestras cabezas. La mayor pesadilla para Abraracurcix, el jefe galo, y para los Sims, pero un detalle sin importancia para nosotros.

Se estima que cada año caen del cielo unas 100 toneladas de basura espacial, y de momento no se ha registrado ningún herido.

En el caso del GOCE, al contactar con la atmófera se desintegrará, aunque al menos entre 25 y 50 fragmentos llegarán al suelo, alguno de ellos con hasta 100 kilos de peso, suficiente para atravesar un edificio. Pero la superficie habitada de la Tierra es tan ínfima, que no se espera que cause problemas. De hecho, lo más probable es que acabe en el mar.

Si te gustan las noticias curiosas, echa un vistazo...

Sabemos que la probabilidad es minúscula, aunque no deja de ser inquietante que se diseñen satélites cuyo final programado será caer al suelo en un lugar aleatorio...

En 2008, Naciones Unidas aprobó unas directrices para incluir más elementos de control en los satélites, como cohetes de impulso adicionales para orientarlo al mar cuando cae. El GOCE se diseñó antes de esa fecha, así que no los incluye.

Este fin de semana, echa una miradita al cielo de vez en cuando.

Por si acaso...