"Exosuit" impreso en 3D permite a parapléjica caminar

Exoesqueleto impreso en 3D ayuda a mujer a caminar /GETTY IMAGES

En 1992, un accidente esquiando dejó a Amanda Boxtel paralizada de la cintura para abajo. Según los médicos, jamás volvería a caminar.

Eso era entonces. Ahora, con la ayuda de un "Exosuit" (un híbrido entre exoesqueleto y traje) impreso en 3D, Amanda vuelve a poner los pies en la tierra, quizá con más firmeza que antes.

El traje, por decirle de algún modo, es el resultado de una colaboración entre la compañía 3D Systems, con sede en Carolina del Norte, y los desarrolladores de exoesqueletos californianos, Ekso Bionics.

Para fabricar el Exosuit, los ingenieros escanearon las piernas y espalda de Boxtel con cámaras de láser profesionales. 3D System usó las imágenes para diseñar varias partes "a la medida" que después imprimieron en 3D en nylon ultra-resistente.

El resto del traje está compuesto por motores y escáneres desarrollados y probados por Ekso Bionics para ayudar a los usuarios a mover sus extremidades. 

Inicia construcción de casa impresa en 3D en Holanda.

Los escáneres integrados detectan el movimiento del usuario y le dicen a los motores cuánta potencia añadir con el fin de ayudarle caminar.

Boxtel vuelve a caminar con el exosuit de Ekso Bionics

Éste no es el primer exotraje desarrollado por Ekso Bionics. La empresa trabajó con el contratista militar Lockheed Martin en el desarrollo de exotrajes que permitía a los soldados llevar cargas pesadas en el campo (HULC), y también desarrolla exotrajes médicos similar al de Boxtel, diseñados para compensar la falta de movilidad del cuerpo humano.

Sin embargo, sí se trata del primer exotraje impreso en 3D, diseñado para una persona en específico.

Según 3D Systems, el traje de Boxtel es una prueba de que exotrajes impresos en 3D pueden ayudar a personas con discapacidades del movimiento como la paraplejia.

Funte: Tom's Guide