Google compra startup para adelantar su propio smartwatch

Google compra startup para adelantar su propio smartwatch

La guerra en la arena de los relojes inteligentes se ha hecho un poco más emocionante. A pesar de que se da prácticamente por sentado que Apple está trabajando en su iWatch, y a pesar de que también tenemos confirmación de que Samsung lanzará su Galaxy Gear el 4 de septiembre, no se conocía de otros jugadores de su talla que estuvieran interesados en ingresar al mercado. Esto ha cambiado hoy, al conocerse que Google compró una pequeña compañía especializada en desarrollo de software y hardware para smartwatches llamada Wimm. ¿Lo mejor? La compró el año pasado.

Este último dato resulta particularmente importante, pues puede indicar que Google ha venido trabajando de manera silenciosa en esta iniciativa desde hace varios meses; esto pone la posibilidad de un reloj inteligente con la marca de la compañía de Mountain View, no en un futuro lejano, sino más cerca de lo que podemos pensar.

Los desarrollos de Wimm se centraron inicialmente en una plataforma basada en Android orientada a desarrolladores, y posteriormente, a finales del 2011, en el desarrollo de un smartwatch -orientado inicialmente desarrolladores también -, llamado WIMM One. Luego de tratar de construir una base de desarrolladores para sus productos, en 2012 la compañía borró sus cuentas en redes sociales, detuvo las ventas del WIMM One, y anunció que había entrado en una relación exclusiva y confidencial con otra empresa, centrada en sus desarrollos tecnológicos.

A pesar de que al principio se especuló que era Apple quien había comprado a Wimm, hoy a través de Gigaom, se tuvo confirmación de que el dueño actual de la compañía y su propiedad intelectual es Google. Se informó también que los ex empleados de la compañía ahora trabajan dentro del equipo Android, lo que quiere decir que Google no está viendo los posibles desarrollos fruto de esta alianza como experimentos, sino que los está integrando activamente a su sistema operativo móvil.

Una de las ventajas que presenta Wimm como plataforma, es que su intención siempre ha sido desarrollar un dispositivo que no sólo sea un "auxiliar" del smartphone, sino que pueda ejecutar "micro apps" especialmente diseñadas para funcionar en el hardware de un reloj, pero que ofrezcan valor intrínseco.

Como lo dijimos al principio, el panorama alrededor de los relojes inteligentes, se ha hecho mucho más interesante.

 

Imagen, Gigaom.