Hermes, el robot del MIT diseñado para salvar vidas

Hermes, el robot del MIT con reflejos humanos diseñado para salvar vidas

El MIT acaba de presentar en sociedad a Hermes, un robot destinado a salvar vidas en situaciones de emergencia o catástrofes naturales que funciona de forma remota por medio de un exoesqueleto.

Quizás no sea el más inteligente, pero Hermes es el primer robot con reflejos humanos, gracias a la original idea de un grupo de investigadores del MIT que ha optado por dotar al robot de la coordinación natural que posee el ser humano en lugar de recurrir a complejos programas de inteligencia artificial que requieren una enorme inversión y, a día de hoy, no resuelven los problemas más complejos de movilidad. 

¿Cómo funciona el robot Hermes? En la práctica, como una especie de marioneta gracias al exoesqueleto que utiliza su "piloto" humano, cuyas acciones reproduce al instante el propio robot, capaz de coger y manipular objetos tan dispares como un vaso de café o un martillo. 

Sin embargo, lo que hace a Hermes realmente único es su Balance Feedback Interfaz, el sistema que permite a una persona controlar los movimientos y el equilibrio del robot en todo momento a través de un exoesqueleto y una plataforma motorizada. 

La persona que manipula el robot Hermes puede sentir cómo cambia el equilibiro de pesos de la máquina según sus movimientos. Esto significa que si el robot está a punto de carse el ser humano puede reaccionar lo suficientemente rápido para mantener a Hermes en posición vertical, un problema más extendido de lo que parece incluso en ambientes tan especializados como la Darpa Robotics Challenge.

La gravedad es un problema importante para los robots inteligentes ya que el procesamiento de imágenes habitualmente es demasiado lento y deja muy poco margen para reaccionar a tiempo para evitar tropiezos o caídas. "En su lugar nosotros hemos querido usar los reflejos y la coordinación del ser humano", explica Joao Ramos, del departamento de Ingeniería Mecánica del MIT. 

Mil expertos advierten contra armas de inteligencia artificial

"Podríamos equipar a una persona con un traje de cuerpo completo y unas gafas de realidad virtual para que pueda sentir y ver todo lo que el robot hace, y viceversa", añade Ramos.

En la práctica el robot funciona como los drones militares pilotados de forma remota por una persona que actualmente utiliza, por ejemplo, el Ejército de los Estados Unidos. Y el robot Hermes del MIT ya ha recibido financiación de DARPA, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa pertenenciente al Departamento de Defensa de los Estados unidos.

La idea de los estudiantes del MIT es utilizar al robot Hermes en situaciones de emergencia o catástrofes naturales como terremotos, huracanes o desastres nucleares. El robot Hermes podría adentrarse en zonas imposibles para el ser humano y, aún así, tener una coordinación que le permita desenvolverse con cierta soltura sin necesidad de esperar al desarrollo de robots con inteligencia artificial plenamente autónomos.

[Fuente y fotos: MIT]