Hombre vuelve a ver después de 30 años gracias a ojo biónico

Larry Hester vuelve a ver con ojo biónico

Larry Hester tenía 33 años cuando los médicos le diagnosticaron retinitis pigmentosa, una enfermedad en la que la retina del ojo, sensible a la luz, se deteriora. Al poco tiempo quedó ciego.

Ahora, a los 66 años de edad, Hester vuelve a ver las cosas de una manera nueva gracias a una prótesis de retina de alta tecnología del Duke Eye Center en Carolina del Norte.

Un vídeo publicado el 7 de octubre capturó el momento en el cirujano de ojos de Hester, el Dr. Paul Hahn, encendió el estimulador electrónico del dispositivo por primera vez desde que se implantó el sensor el mes pasado. Hester retrocedió inmediatamente, literalmente sorprendido por la repentina visión de la luz después de tres décadas de oscuridad.

 

Según el blog de Duke Medicine, Hester es la séptima persona en los Estados Unidos en recibir la prótesis de retina, que le da la capacidad de diferenciar entre puntos claros y oscuros dentro de su campo de visión.

"Fue increíble, era brillante, y que era significativo", dice Hester de la experiencia en el vídeo. "Y yo, yo tuve que respirar profundo ... Era difícil articular lo que estaba sintiendo, pero quería compartirlo con todo el que pudiera en el momento", añadió.

La realidad virtual podría ayudar a tratar el TEPT.

El dispositivo, a menudo llamado un "ojo biónico", funciona mediante la captura de vídeo a través de una cámara montada en unas gafas especiales y traducirla en una señal eléctrica. La señal se envía entonces a las células no dañadas en la retina de forma inalámbrica a través de la estimulador electrónico implantado.

Una vez recibida, el cerebro interpreta la señal como contraste de tonos brillantes y oscuros.

"Es un dispositivo bastante limitado, pero es un salto asombroso adelante," dijo el experto en retina, el Dr. Colin McCannel, a NBC Today. "No es la visión que usted o yo estamos acostumbrados. Sin embargo, para alguien que ha estado en completa oscuridad debe ser increíble ver de nuevo. Creo que es absolutamente fenomenal", detalló.

Los patrones producidos por el "ojo biónico" podrán ser muy sencillos, pero las implicaciones de la tecnología son extensas.

Hester espera que para el próximo verano será capaz de ver los contrastes de luz de los fuegos artificiales el cuatro de julio, dijo al Herald-Sun.