IBM desvela procesadores que funcionan como el cerebro

Vista lateral del cerebro

El cerebro humano es uno de los órganos más fascinantes y complejos del cuerpo humano. Durante años, ha sido objeto de estudio y de preguntas para miles de científicos, e incluso objeto de deseo para algunos coleccionistas eccentricos: el cerebro de Einstein estuvo perdido durante años, todo porque alguien se obsesionó con tenerlo para sí.

Algunos neurólogos, como el colombiano Rodolfo Llinás, afirman que el amor no es un sentimiento sino un estado funcional del cerebro. En fin, hay tela para cortar. ¿Y si se crease un superordenador que se pareciera al cerebro?

La compañía norteamericana IBM ha presentado esta semana en una conferencia sobre redes neurales en Dallas (Estados Unidos) la tercera fase del proyecto conocido en inglés como Systems of Neuromorphic Adaptative Plastic Scalable Electronics o SyNAPSE, que busca crear procesadores de bajo consumo de energía, volumen reducido y altísimas capacidades de rendimiento. ¿Su modelo? El cerebro humano

Estos nuevos procesadores de silicona significan un cambio radical frente a los procesadores actuales, que se basan en cálculos numéricos hechos en serie, y plantea la posibilidad de trabajar con múltiples núcleos de bajo poder trabajando en paralelo, interconectados entre sí múltiples veces y asíncronos, lo que significa que cada uno podría hacer más de una tarea al mismo tiempo.

De acuerdo con expertos de la compañía, el diseño de este chip replica el funcionamiento del cerebro: así, cada núcleo tiene su propio centro de memoria, procesador y circuito de comunicación los cuáles funcionan en conjunto y bajo el sistema de reacción en cadena.

Gracias a este sistema de conexión, los núcleos podrían brindar reconocimiento de patrones y analizar cantidades enormes de datos que provengan de diferentes fuentes al mismo tiempo, de la misma forma que lo hace un cerebro. 

Con este desarrollo, los ingenieros de IBM buscan replicar, además de las conexiones neurales y la manera en la que el cerebro procesa la información, algunas de sus características físicas como su bajo consumo de poder y volumen reducido.

El deseo de los ingenieros y científicos que trabajan en este proyecto es crear un sistema que imite la habilidad del cerebro en lo que se refiere a percepción, acción y cognición. ¿Qué otros usos podría tener este procesador? 

Según Dharmendra Modha, el jefe del proyecto de IBM, estos procesadores significarían un avance en las capacidades tecnológicas de sistemas de aprendizaje. También podrían significar el principio de construcción de gadgets portables ideales para el reconocimiento de patrones, como unas gafas especiales para ayudar a aquellos con limitaciones visuales.

Además, le brindarían a smartphones, robots y automóviles datos capturados por sensor, lo que mejoraría las capacidades de navegación presentes en los sistemas de mapas y GPS. Conducir sin manos sería posible con estos procesadores, y las posibilidades de navegación existentes hoy en día se multiplicarían exponencialmente. 

Diversos científicos aseguran que no se conocen aún todas las funciones del cerebro humano. Tal vez con este nuevo desarrollo, estarían a un paso de entender mejor uno de los grandes misterios de la neurociencia y de paso, de crear nuevos dispositivos que ayuden a quienes más lo necesitan.

Fuente: Engadget