El iPhone 5S nos da pistas sobre futuros productos de Apple

El procesador A7 de 64 bits, Touch ID y el coprocesador M7 anticipan nuevos dispositivos de Apple

El nuevo iPhone 5S quizá no sea una revolución en su concepto, pero llega rebosante de nuevas y prometedoras tecnologías que nos permitir imaginar nuevos productos que Apple lanzará en los próximos meses o años.

Analistas tecnológicos han comenzado a desmenuzar las innovaciones del iPhone 5S, y a elucubrar nuevas aplicaciones de hardware en donde aprovecharlas. El periódico australiano The Sydney Morning Herald recoge las impresiones de diversos expertos que vaticinan las aplicaciones futuras de la nueva tecnología.

El coprocesador de movimiento M7

Apple no lanza un nuevo producto tecnológico desde 2010, cuando presentó el iPad, y todo apunta a que su siguiente evolución será el esperado reloj inteligente iWatch, nombre que ya registró el año pasado.

Sus estudios de baterías flexibles, y la contratación de expertos en sensores biométricos, diseñadores de moda y empresas que ya han fabricado smartwatches, nos predisponen a pensar que el anuncio del iWatch es inminente.

El coprocesador de Movimiento M7 es otra buena pista. Se trata de un nuevo chip de bajo consumo que libera al procesador A7 de las tareas asociadas al acelerómetro, el giroscopio y el compás. El M7 se usa para detectar si el usuario está quieto o se mueve, y a qué velocidad.

Es fácil ver su utilidad en un reloj inteligente, pues se asociaría con app de fitness y salud para salir a correr o en la práctica del ciclismo y otros deportes.

El hándicap de los chips de medición de movimiento es que para que sean útiles tienen que monitorizar al usuario de forma constante, por eso es importante que consuman poca batería.

Algo que, según Sampo Karjalainen, creador de la app de fitness Moves, Apple ha conseguido con el coprocesador M7, pues "está optimizado para registrar datos y consumir el mínimo de batería posible".

Al liberar al procesador A7 de estas tareas, el M7  no sólo permite destinar más potencia del A7 a otras actividades, sino que hace que se caliente menos, aumentando su expectativa de vida y rendimiento.

Touch ID

El lector de huellas incluido en el iPhone 5S "abre las puertas a nuevas aplicaciones en las que este sistema de identificación resulta muy atractivo, especialmente para las empresas tecnológicas, en donde la seguridad es vital". Eso es lo que afirma Carl Howe, analista de la empresa Yankee Group.

La identificación mediante huella asegura que es el propio empleado el que accede a ciertos ficheros, al contrario que un nombre de usuario o una contraseña, que se pueden copiar. Esto es importante en empresas que necesitan proteger con celo sus investigaciones tecnológicas.

Sin embargo, de momento Apple sólo usa Touch ID en las compras en iTunes y la App Store, y no ha confirmado que otras apps hagan uso de esta tecnología.

El procesador A7

El iPhone 5S se ha convertido en el primer smartphone que utiliza un procesador móvil de 64 bits, el A7. Es un hito importante, porque miniaturizar esta tecnología sin disparar el consumo de batería no es sencillo.

Según el analista Tim Bajarin, de Creative Strategies, la tecnología de 64 bits abre las puertas a una futura fusión de los sistemas operativos de Apple, iOS y MacOS. El chip tiene potencial para montarse en tablets, e incluso en ordenadores de sobremesa de bajo consumo.

Además, seguramente se implementará en el futuro Apple iTV, un televisor conectado a Internet que, se rumorea, Apple también está desarrollando.

Puede que el iPhone 5S haya causado polémica por su precio, pero es una ventana abierta al futuro de Apple. Veremos cuántas de estas previsiones se cumplen...