iRobot Roomba 760: limpia tu casa sin ensuciarte

iRobot Roomba 760

Recientemente hemos recibido en nuestra redacción un aspirador automático iRobot Roomba 760, y lo hemos probado para mostrarte cómo es y cómo funciona. Lo primero que debes saber es que estas máquinas de limpieza están diseñadas para trabajar de forma óptima en estancias poco abarrotadas. Además, no pueden acceder a muebles demasiado bajos o con espacios laterales reducidos (por ejemplo entre las patas de sillas pequeñas). Pero, aún así, su tecnología ha evolucionado lo suficiente para moverse bien en habitaciones con objetos en el suelo y con recovecos de cierta estrechez. Concretamente, este robot ha demostrado que se maneja bien en lugares con bastantes cosas puestas en su camino (como nuestro laboratorio de pruebas, repleto de cajas y aparatos electrónicos).

¿Cómo aspira?

El sistema de limpieza del Roomba 760 consta de varios elementos. Primero, dispone de un cepillo circular de tres bloques de cerdas sintéticas, que atrae el polvo y la suciedad hacia la parte central del aspirador. Nos ha sorprendido que sólo tenga uno, cuendo otros fabricantes instalan dos, pero el funcionamiento del dispositivo está pensado para aprovechar al máximo sus posibilidades. 

iRobot Roomba 760

 

El segundo elemento fundamental de este sistema es un rodillo central, que se combina con un sistema de aspiración de aire para absorver la suciedad. Su potencia no es mucha, pero suficiente para la limpieza diaria de calquier casa u oficina. Por último, tiene un depósito en la parte posterior, donde se almacenan las partículas, pelos, pelusas, etc. Lo mejor de este elemento es que cuenta con dos filtros HEPA para que el aire aspirado salga de nuevo al exterior totalmente limpio.

Control muy sencillo

Manejar el iRobot Roomba 760 es muy fácil. Primero hay que situar la base de carga en el suelo, enchufarla y colocar el aspirador encima. Después, para ponerlo en marcha, basta con pulsar el botón "Clean". Al hacerlo el robot empezará a moverse por la habitación y creará un "mapa" de cómo es y qué obstáculos existen. Esto le permite organizar mejor sus movimientos de cara a las siguientes veces que aspire esa sala. Al quedarse sin batería regresa a la base y, una vez cargado de nuevo, retoma su labor. 

iRobot Roomba 760

Una de las ventajas de este aspirador robótico es que se puede programar para que efectúe la limpieza de tu hogar cuendo estás fuera. Concretamente, se pueden configurar hasa siete programas semanales, lo que permite limpiar una vez al día. También hay que destacar que es capaz dedetectar escaleras, para no caerse por ellas, y las concentraciones elevadas de suciedad. Al hacerlo, inicia un programa de limpieza intensiva de esa zona.

Accesorios y mantenimiento

En la caja se incluye un muro virtual, aunque se pueden usar más de forma simultánea. Este aparato se encarga de decirle al robot que no debe pasar por una puerta, o que debe hacerlo después de haber completado la limpieza de la sala en la que se encuentra inicialmente.

iRobot Roomba 760

Además, el iRobot Roomba 760 incluye dos filtros de recambio, un mando a distancia para activarlo y manejarlo de forma manual, y dos accesorios para limpiar sus mecanismos principales. Uno es para el cepillo circular y tiene forma aplanada, con púas y un cortahilos para enredijos rebeldes. El otro es cilíndrico y también tiene púas, diseñadas especialmente para limpiar el rodillo central. Adicionalmente, el fabricante comercializa recambios de estos y otros accesorios. El precio oficial de este interesante robot de limpieza es de 529,99 euros.