Lenovo IdeaPad Yoga 13, el ultrabook flexible

La pantalla del Lenovo Yoga gira 360ª

Lenovo se ha decidido por fin a entrar en España y lo hace con toda su artillería. Además de su gama más clásica y de los nuevos ultrabooks con Windows 8, su gran apuesta son los ordenadores convertibles. Van a contar con una gama bastante completa en esta categoría. En ella hay desde modelos profesionales, como el ThinkPad Twist, a "tablets con teclado", como el IdeaPad Lynk. Pero la gran estrella, sin duda, son los IdeaPad Yoga, del que contamos con un sample en la redacción estos días. 

A diferencia de otros convertibles, en los que se puede quitar el teclado, o escamotearlo, la opción elegida en el Lenovo Yoga es la de voltearlo. Cuenta con un ingenioso sistema de bisagras que permite girarlo por completo, hasta quedar totalmente invertido, debajo de la pantalla. Así lo que hasta hace un momento era un ultrabook convencional se convierte en un tablet con Windows 8. El teclado, por supuesto, queda totalmente anulado al adoptar esta posición. De otro modo, al agarrar el equipo con las manos o al apoyarlo en la mesa estarías presionando las teclas sin querer. 

Configuraciones del teclado

Pero lo interesante de este sistema no son tanto las posiciones iniciales y finales del teclado, sino las intermedias. Así, además de los modos "tablet" y "portátil", puedes disponer el ordenador en dos configuraciones distintas. El "modo tienda", apoyado como si fuese un libro boca abajo, es ideal para interactuar con la pantalla táctil cuando no hay necesidad del usar el teclado y no quieres sostenerlo con las manos.

Con el "modo soporte" el teclado gira 180º,  y es perfecto para el consumo de contenidos multimedia.

Especificaciones

El Lenovo Yoga de 13,3 pulgadas viene equipado con un procesador Intel Core i7, hasta 8 Gb de RAM y puede llevar un disco SSD de hasta 256 Gb. Su pantalla IPS tiene una resolución de 1.600 x 900 píxeles, algo un poco decepcionante: por el precio al que va a estar a a venta (1.299 euros) podría perfectamente contar con una pantalla Full HD. El modelo de 11,6 pulgadas dispone de un procesador Nvidia Tegra 3 y, por tanto, con Windows 8 RT, la versión para procesadores ARM. La pantalla es de 1.366 x 768 píxeles, puede llevar hasta 2 Gb de RAM y el almacenamiento está basado en tarjetas eMMC de hasta 64 Gb. Estará a la venta por 799 euros. Ambos modelos aparecen ya como disponibles en la tienda de Lenovo... pero no tienen existencias.