Lentillas de grafeno permitirían visión térmica e infrarroja

Lentillas de grafeno permitirían visión térmica e infrarroja

El grafeno es el, considerado por muchos, material del futuro más cercano.

Se trata de un material bidimensional con un espesor tan pequeño como el de un átomo de carbono. Precisamente, el grafeno se obtiene a partir del carbono, uno de los elementos químicos con mayor presencia.

Sus aplicaciones son prácticamente ilimitadas, y promete revolucionar multitud de campos en toda la industria: desde la electrónica y la informática a la construcción o incluso la salud.

Un gran avance que podríamos ver gracias a este material es el desarrollo de lentillas de grafeno que permitirían visión térmica e infrarroja.

Sleepify, o como una banda de Michigan se está forrando engañando a Spotify

El grafeno permite la fabricación de este tipo de dispositivos ultra delgados, con una cámara incorporada que permitiría otorgar a su usuario una visión infrarroja y térmica. Algo que hasta ahora sólo habíamos visto en películas de ciencia ficción como Depredador.

 

Ha sido un grupo de ingenieros de la Universidad de Michigan quienes han desarrollado un detector de luz a temperatura ambiente capaz de detectar el espectro completo de infrarrojos.

Sin embargo, gracias al grafeno, este detector no necesita grandes equipos de refrigeración para trabajar.

Según palabras de Zhaohui Zhong, profesor asistente de Ingeniería Eléctrica y Ciencias de la Computación en la Universidad de Michigan, "Podemos hacer todo su diseño súper delgado y puede ser apilado en una lente de contacto o integrado con un teléfono móvil".

Esto abre las puertas al desarrollo de lentillas de grafeno que permitirían visión térmica e infrarroja.

Descubrelo todo sobre el grafeno; ¿la gallina de los huevos de oro?

La luz infrarroja tiene mayor longitud de onda y se encuentra más allá del rojo visible. Se caracteriza por sus efectos térmicos que se usan para detectar las imperfecciones de la superficie y las estructuras ocultas.

Entre otros usos se encuentran los de detectar sujetos y animales en la oscuridad, descubrir fugas de calor en las casas e incluso controlar el flujo de la sangre.