Luces y sombras de las HoloLens de Microsoft

Luces y sombras de las HoloLens de Microsoft

Los dispositivos de realidad aumentada y de realidad virtual se presentan como una nueva forma revolucionaria de interactuar con la tecnología. Todavía no han llegado hasta los hogares de los usuarios, pero hay una enorme expectativa al respecto. En concreto, Microsoft no ha escatimado a la hora de vender las virtudes de sus HoloLens, pero a pesar de su elevado precio tiene importantes limitaciones.

Ahora que la compañía ha empezado a distribuir las primeras unidades para los desarrolladores (por 3.000 dólares), la información sobre estas gafas de realidad aumentada ha empezado a circular. Marcos Hachman, editor jefe de PCWorld, ha tenido la oportunidad de probarlas y ha señalado algunas deficiencias y fortalezas de las que poco o nada se ha hablado en la prensa especializada.

Características de las HoloLens de MicrosoftEl Proyecto Sidekick utiliza las HoloLens para proporcionar ayuda virtual a los astronautas que trabajan en la Estación Espacial Internacional.

Las HoloLens cuentan con dos ópticas HD con una resolución de 1268x720 píxeles (la mínima soportada es solo 360p). Tanto las Oculus Rift como las HTC Vive ofrecen resoluciones de 2160x1020 píxeles en cada ojo con una tasa de refresco de 90 Hz. Microsoft insiste en que los desarrolladores deben respetar el límite de 60 fotogramas por segundo en las aplicaciones para las gafas.

Especificaciones de las HoloLens

De acuerdo con la documentación del dispositivo, el objetivo de la compañía es minimizar las principales molestias que experimentan los usuarios y priorizar una velocidad constante de 60 cuadros por segundo para eliminar la vibración visual. Sin embargo, la cámara integrada de 2 megapíxeles captura vídeo a 30 fotogramas por segundo.

Gafas de realidad aumentada de MicrosoftRecreación de dos diseñadores colaborando en un mismo modelo digital.

Microsoft prefiere ignorar los fríos datos sobre el número de píxeles y se enfoca en lo que llaman “densidad holográfica”. “La clave para una gran experiencia holográfica es que sea un punto de luz rico, es decir, que tenga una alta densidad holográfica” dice la compañía. Las HoloLens cuentan con 2,3 millones de puntos de luz con una densidad de 2.500 radiantes o “puntos de luz por radian”.

Las 5 mejores gafas de realidad virtual

Cuantos más radiantes y puntos de luz hay, más brillantes y ricos se vuelven los hologramas”. Esto podría representar un logro de la arquitectura de las HoloLens porque, en lugar de centrarse en los píxeles, reserva su potencia de procesamiento donde más se necesita.

Distancia óptima para usar las HoloLens

Por otro lado, las gafas de realidad aumentada funcionan a una distancia determinada. Los mejores hologramas aparecerán a dos metros de distancia del usuario. Alejarse demasiado inestabiliza las imágenes y la experiencia se vuelve incómoda; acercarse a menos de un metro supone que los objetos virtuales empiezan a desaparecer. No será una realidad tan envolvente como imaginábamos.

Toma de contacto de las Samsung Gear VR

Las Oculus Rift, por ejemplo, funcionan como un periférico que se conecta al PC y que se nutre de su capacidad de procesamiento. Las HoloLens, por el contrario, integran todos los componentes necesarios y, en esencia, son ordenadores completamente autónomos. Esto conlleva otro tipo de limitaciones como la memoria y el almacenamiento.

Juegos para las HoloLens de Microsoft

El límite del tamaño asignado a las aplicaciones y juegos es de 900Mb. Esto debería ser suficiente para ejecutar la mayoría de programas como calendarios, vídeos o Skype, pero no para software más sofisticado. Seguramente Microsoft lance algún videojuego increíble para demostrar el potencial del dispositivo, pero es poco probable que podamos llegar a jugar a títulos como el Call of Duty con estas gafas.

Oculus Rift: Análisis de la revolución virtual

Y este no es el único obstáculo en lo que a juegos se refiere. Aunque se pudiese implementar algún shooter en primera persona muy ligero, por ejemplo DOOM, probablemente podría funcionar durante un par de minutos y luego se cerraría bruscamente. Esto se debe a que Microsoft ha implementado un procesador de 32 bits que se enfría pasivamente.

Rendimiento de las HoloLens de MicrosoftAnte el exceso de temperatura (línea roja) las HoloLens cierran las aplicaciones.

Cuando las HoloLens detectan que se alcanzan picos de temperatura demasiado altos, su único recurso es cerrar de golpe todas las aplicaciones. Según la documentación: “Si las HoloLens exceden sus capacidades térmicas, las aplicaciones en primer plano serán cerradas para permitir que el dispositivo se enfríe”.

La tecnología que triunfará en 2016

Microsoft también permite a las aplicaciones capturar en vídeo los hologramas que estamos visualizando con la cámara frontal. Esto se puede hacer pidiéndoselo a Cortana o navegando a través del menú principal de las gafas. En cualquier caso, el tiempo de grabación está limitado a tres minutos y la frecuencia de actualización se reducirá a 30 Hz para conducir con la grabación. Es decir, vídeo sí, pero breves y con bajas tasas de refresco.

Componentes electrónicos de las HoloLens de microsoft

Para terminar, la compañía también ha tenido algunos aciertos. Las HoloLens se pueden controlar remotamente desde un ordenador con una aplicación que también permite gestionar su rendimiento y temperatura en tiempo real. Quizás no compense todas las limitaciones, pero es un buen gesto de Microsoft con los desarrolladores y demuestra que, al menos, son transparentes y están trabajando para poner en manos de la comunidad todas las herramientas necesarias.

Los inventos más útiles y sorprendentes del momento

En conclusión, las HoloLens no serán ni mejores ni peores que otros dispositivos de realidad virtual, sencillamente serán diferentes. Estas gafas requerirán nuevas aplicaciones, nuevos estándares, nuevos vocabularios… este es solo el primer paso en una tecnología que está todavía por llegar. No obstante, todavía queda mucho camino por delante para poder sumergirnos enteramente en mundos digitales. 

[Fuente:pcworld]