Los peligros del grafeno y sus efectos secundarios

Los peligros del grafeno y sus efectos secundarios

Seguimos a vueltas con el grafeno, el material del futuro que destaca por ser increíblemente ligero, fuerte, flexible y altamente conductivo, tanto para el calor como para la electricidad.

La sustancia de propiedades casi mágicas y en cuyos hombros reposan las esperanzas de los fabricantes para el futuro cercano, resulta que podría dañina para el medio ambiente y, por consiguiente, para el ser humano.

Investigadores de la Universidad de Brown y de la Universidad de California alertan de los peligros del grafeno: han descubierto que el óxido de este material, residuo que se genera cuando el material se expone al aire, se mueve sin problemas a través del agua.

Tambien alertan de los peligros de los bordes dentados del material.

El equipo de biólogos, ingenieros y científicos de la Universidad de Brown han examinado a fondo la toxicidad potencial del grafeno en las células humanas. Encontraron que los bordes dentados del material pueden perforar fácilmente las membranas celulares y la piel, sugiriendo la posibilidad de hacer un daño grave en los seres humanos y otros animales.

"Estos materiales se pueden inhalar voluntaria o involuntariamente" afirma Robert Hurt, profesor de ingeniería y uno de los autores del estudio,"así que queremos entender cómo este óxido de grafeno interactúa con las células una vez dentro del cuerpo."

Otro de los peligros del grafeno lo señalan desde la Universidad de California, donde se estudió cómo las nanopartículas de óxido de grafeno también pueden interactuar con el medio ambiente.

Descubre cómo fabricar grafeno en tu propia cocina

El equipo halló que en las fuentes de agua subterránea, donde hay poco material orgánico y el agua tiene un alto grado de dureza, las nanopartículas de óxido de grafeno tendían a ser menos estables y desaparecer.

Pero en aguas superficiales como lagos o ríos, donde hay más materia orgánica y menos dureza, las partículas permanecen mucho más estables, mostrando una tendencia a viajar más lejos.