Ping*, la cartera que te grita si la pierdes o te la roban

Ping*, la cartera que te avisa si la pierdes o te la roban

¿Eres una persona descuidada que nunca sabes donde dejas la cartera? ¿Vives en una zona peligrosa o vas a ir de vacaciones a un famoso destino turístico en donde los robos son habituales? Ping*, la cartera inteligente, está pensada para tí.

Aunque los ataques de los hackers y el robo de información en Internet son portada en las webs de noticias y los telediarios, el 43% de todos los robos de identidad que se denuncian a la policía se producen por una cartera perdida o robada.

 

Vía Psfk conocemos la existencia de Ping*, una fina cartera de aluminio que contiene un chip y un altavoz. En su interior caben hasta 10 tarjetas bancarías, así como billetes o cualquier otro documento. Todo se sujeta mediante una rudimentaria pero práctica goma que mantiene el contenido en su sitio. El diseño puede que no sea su fuerte, pero el objetivo no es que Ping* sea bonita, sino que ocupe poco y resulte práctica. Al menos puedes elegir el color de la goma entre nueve diferentes...

Ping* se conecta a tu smartphone vía bluetooth por medio de una app que estará disponible tanto para iOS como para Android. Si la cartera se separa demasiado del mencionado smartphone, por ejemplo durante un robo o cuando se pierde accidentalmente, suena una alarma en el móvil y en la propia cartera, gracias a su altavoz incorporado.

La app también permite fijar un temporarizador que hará que recibas un aviso si pasas demasiado tiempo alejado de ella. Por ejemplo, si la entregas en un restaurante para pagar.

Ping* tiene un alcance de hasta 30 metros. Cuando pierdes el contacto, guarda la última posición GPS para que sepas por dónde empezar buscar. Si está dentro del rango de alcance de los 30 metros, es posible usar un localizador para encontrarla mediante pitidos que emite la propia cartera.

Dispone de una batería especial que dura hasta dos años.

Una idea brillante que está buscando fondos a través de KickStarter para hacerse realidad. El prototipo funciona a la perfección, sólo necesitan fondos para fabricarla en masa. Requieren recaudar 30.000 dólares, y ya llevan algo más de 11.000 dólares. Si aportas 49 dólares (otros 5 adicionales como gastos de envío) te llevarás una cartera Ping* cuyo precio en la calle será de 79 dólares. No es mal trato...