El plan secreto de Google para almacenar luz con sal y anticongelante

Malta, la planta eléctrica secreta de Google que almacena electricidad

Alphabet, es decir, Google, trabaja en numerosos proyectos tecnológicos, muchos de los cuales nunca saldrán a la luz. Una de sus secciones más secretas, X, ha desarrollado en los últimos años todo tipo de proyectos, algunos con gran éxito, como el coche autónomo de Google, y otros no tanto, como las gafas Google Glass.

El laboratorio X está trabajando en un proyecto llamado Malta, una planta de energía secreta que tendría la capacidad de almacenar electricidad durante días, procedente de las energías renovables. Esto ayudaría a corregir uno de los hándicaps más importantes de las energías renovables.

Como todo el mundo sabe, la electricidad no se puede almacenar durante mucho tiempo en grandes cantidades. Se puede almacenar a pequeña escala en baterías, y solo durante algunos días en plantas eléctricas preparadas para ello (que básicamente son baterías enormes).

Con las fuentes eléctricas creadas artificialmente, como la combustión de fósiles, las centrales nucleares o eléctricas, se puede regular la producción en función del consumo, para desperdiciar poca electricidad. Pero con las energías limpias, es mucho más complicado. El sol solo calienta durante el día y el viento sopla en rachas y con diferente intensidad, así que en función de factores como la hora del día, la estación o la fuerza del viento, se acumula mucha energía que no se aprovecha ni se puede almacenar, y por tanto se desperdicia.

En Estados Unidos apenas se consiguieron almacenar 790 Megavatios de electricidad el año pasado, y sólo en California se desperdiciaron más de 300.000 Megavatios hora en seis meses, procedentes de la energía solar y la plantas eólicas, porque no había forma de almacenarla.

Consejos para cargar la batería de tu móvil correctamente

Malta es un proyecto secreto de Google que pretende construir una planta eléctrica capaz de almacenar electricidad durante días. Esta planta se compone de cuatro depósitos, dos de ellos llenos de sal, y otros dos de anticongelante. Puedes verlo en la imagen de apertura.

La electricidad procedente de fuentes renovables llega hasta la planta, que la convierte en vapor frío y calor. El frío mantiene el anticongelante, y el calor es almacenado por la sal. Si ambas sustancias están bien aisladas, pueden mantener ambos estados durante días. Cuando se requiere electricidad, se libera este frío y calor y el contraste pone en movimiento unas turbinas, que generan electricidad.

Es el clásico principio de la termodinámica, y no es la primera vez que se usa para almacenar electricidad. La aportación de Google es que, según sus palabras, han conseguido aislar la sal y el anticongelante utilizando materiales convencionales que no son caros de fabricar, así que esta planta eléctrica que almacena electricidad podría competir en coste con las actuales basadas en baterías de ion-litio, pero el almacenamiento podría durar más tiempo.

Google ya tiene en marcha un prototipo, y asegura que se pueden diseñar plantas de almacenamiento desde el tamaño de un garaje, al de una central eléctrica. Ahora está iniciando negociaciones para conectar un prototipo en la red eléctrica real, y comprobar su eficacia.

Aún queda mucho, pero como la misma X reconoce, el almacenamiento de electricidad podría ser la clave para retrasar el cambio climático y reducir el uso de combustibles fósiles.

[Fuente: Bloomberg]