Probamos la da Vinci Color, la primera impresora 3D en color por FDM

Probamos la da Vinci Color, la primera impresora 3D en color por FDM

La impresión 3D es una tecnología que lleva ya con nosotros varios años, aunque avanza poco a poco. Van surgiendo innovaciones que la hacen más interesante y accesible, que añaden nuevas características para hacerla más atractiva. Una de ellas es la posibilidad de imprimir objetos 3D en color, algo que ya es posible con la nueva da Vinci Color.

Se trata de la primera impresora 3D en color por desposición fundida (FDM) y es obra de XYZprinting, marca líder en impresión 3D de escritorio. Fue desvelada en la IFA 2017 de Berlín, feria centrada precisamente en la innovación tecnológica de vanguardia. La impresora da Vinci Color abre aún más posibilidades a esta tecnología, que promete mejorar aún más a lo largo de los próximos años.

Hasta 16 millones de sombras es el resultado de combinar los distintos colores presentes en los cuatro cartuchos de tinta de este dispositivo. Con ellas se puede dotar a los objetos impresos de más realismo y precisión. Además, el tamaño de la da Vinci Color la hace ideal para espacios reducidos como centros de negocios, escuelas y diseñadores.

Los filamentos PLA utilizados para crear los objetos son perfectos para absorver y plasmar el color que tú mismo hayas elegido. Con cada cartucho se pueden imprimir cuatro objetos de unos 5cm3.

Cinco usos domésticos que le puedes dar a tu impresora 3D

Evidentemente, la impresión en tres dimensiones ofrece infinitas opciones en sectores como la construcción o la sanidad, pero eso no tiene por qué excluir su utilidad en escritorio. Es el principal objetivo de XYZprinting, que se centra en llevar la impresión 3D a nivel de usuario, especialmente para aquellos que quieran exprimir su imaginación para crear nuevas formas, objetos y ahora también colores.

Si eres diseñador, por ejemplo, encontrarás particularmente atractivo poder mostrar a tus clientes prácticamente en tiempo real una maqueta del producto que te están pidiendo. Es un valor añadido a tu trabajo que a largo plazo puede marcar la diferencia de forma fundamental.

La primera impresora 3D a color estará disponible a partir de noviembre, aunque ya puedes precomprar tu da Vinci Color a través de su página web. Su precio es de 3.599€, una inversión especialmente rentable para diseñadores y otros profesionales que necesiten disponer de una muestra realista del producto que acaban de crear.