Un proyecto construirá casas con impresoras 3D en Singapur

casa impresora 3d

Las impresoras 3D nos permiten producir los objetos que necesitamos de una forma sencilla, rápida y económica. Son muchos los sectores que se aprovechan de sus ventajas: por ejemplo, en la industria pueden replicar piezas que ya no se fabrican, o en medicina es posible crear prótesis con un diseño personalizado y hechas a medida. 

Los problemas se encuentran cuando se trata de construir objetos muy grandes. Cuando el proyecto supera un determinado tamaño, las impresoras 3D dejan de ser tan útiles, ya que por sus reducidas dimensiones no pueden fabricarlo. 

Sin embargo, el gobierno de Singapur ha ideado una manera para construir viviendas públicas con impresoras 3D, una solución para hacer casas económicas sin necesitar mucha mano de obra para fabricar los componentes.

De acuerdo con los planes que han anunciado, se basarán en un sistema modular similar al de los juguetes Lego, fabricando ladrillos que después se ensamblarán unos con otros en el emplazamiento reservado para cada edificio.

El proyecto está dirigido y coordinado por el Centro para la Impresión 3D de Singapur. En la actualidad este organismo está trabajando con una empresa para poner a prueba la viabilidad del sistema de construcción. Para ello, en primer lugar fabrican todos los componentes de las casas planta por planta, para después trasladarlos y ensamblarlos en su destino.

De acuerdo con los expertos del Centro, los elementos estructurales de los edificios son más sencillos de imprimir. Para elaborar otras partes que no sean fáciles de hacer o no resulte rentable producirlas con impresoras 3D, seguirán empleando técnicas tradicionales.

Dubái tendrá el primer edificio de oficinas impreso en 3D

Por otra parte, este organismo también se encuentra desarrollando tecnología de impresión de hormigón, y esperan tener su propio prototipo en los próximos tres años. Cuando esta maquinaria esté disponible, reducirán su dependencia de mano de obra extranjera. 

De momento ya han terminado con éxito tres edificios siguiendo este sistema de construcción. En caso de que se demuestre que el proyecto es viable, en muy poco tiempo Singapur podrá disponer de sus viviendas públicas impresas en 3D.

[Fuente: 3D Printing Industry]