Prueba las Google Glass en tu casa y decide si las compras

Google glass en cinco colores colores

Google está dando la oportunidad a usuarios potenciales del plan explorador de probarse las Google Glass en su casa antes de tener que decidir si desembolsar los 1.500 dólares que cuesta comprarlas

9to5google ha publicado el correo electrónico que los representantes de atención al cliente de Google Glass han enviado al grupo potencial explorador, y también varias imágenes del completo kit de prueba en casa.

En el email, Google saluda a los exploradores y les explica "Tenemos algunas buenas noticias para usted. Recientemente hemos introducido el Titanium Collection, cuatro marcos de titanio que están diseñados para encajar con su manera y el estilo personal. Y más buenas noticias,  usted ha sido seleccionado para participar en el envío piloto de prueba en casa, para ayudarle a encontrar el estilo de marco y el color de cristal que le queda mejor antes de comprar". En el correo electrónico también se anima a "probar todos los estilos, mostrar a sus amigos y familiares, y decidir el marco y el color que que se adapte mejor."

El kit de prueba en casa está compuesto de dispositivos Google Glass que han sido devueltas, pero que están en relativo buen estado, aunque no funcionan, ya que se supone que no encienden. De hecho, el puerto USB ha sido destruido para evitar que los dispositivos puedan ser activados y usados, este programa sirve exclusivamente para dar a los exploradores potenciales una idea de cómo son las Google Glass, así como es el color y estilo de montura que preferirían.

A pesar de esto, algunas de las unidades sí que llegan a encender, aunque no arrancan en el sistema operativo. Google no quiere que estos dispositivos sean funcionales, lo que daría la posibilidad a los usuaríos de quedarse con más de 6.000 dólares en tecnología por un solo pago de 50. El puerto USB de cada dispositivo también ha sido destruido, por lo que resulta imposible cargar o interactuar con el dispositivo mediante un ordenador.

Es interesante que Google esté recurriendo a la destrucción intencional lo que podrían haber sido dispositivos utilizables, con el fin de ponerlos en manos de más personas.

Además, para hacerlo todavía más fácil, el franqueo es pagado por Google, por lo que no hay que preocuparse por pagar los gastos de devolvución de kit de prueba una vez pasados los días.