PS4 o Xbox One: ¿Tú con cuál te quedas?

PS4 o Xbox One: ¿Tú con cuál te quedas?

Noviembre es clave en el mundo del videojuego, ya que las dos consolas más vendidas, Xbox y Playstation, reciben nueva versión a finales de mes. Mucho se ha hablado sobre las características y precios de la Xbox One y la PS4, pero ahora nos interesa tu opinión.

¿Vas a comprarte alguna de la dos? ¿Prefieres seguir un tiempo con tu consola actual? ¿Cuál de las dos te parece mejor y por qué?

Nosotros hemos preguntado a nuestros redactores, y tú puedes dar tu opinión en los comentarios. Los mejores saldrán publicados en el próximo número de la revista Computer Hoy.

Mila Lavín

Sin duda me quedo con la PS4. Probablemente la razón de peso sea que llevo jugando en consola PlayStation desde la 2, así que no puedo opinar objetivamente sobre la Xbox One. Pero supongo que esta razón para muchos no sea de peso.

Pues ahí va otra que sí que puede decantar la balanza hacia la consola de Sony, su precio. 100€ más barata con respecto a la Xbox One. Casi nada. A mí, desde luego, me convence. Si en potencia, en catálogo de juegos y en facilidad de uso, ambas consolas compiten a un nivel similar, Sony golpea a Microsoft donde más puede dolerle, en el precio de mercado.

¡Cuántos pedidos tendrán los Reyes de 2013!

Carlos Gombau

Soy usuario de Xbox 360 y antes lo fui de PlayStation 2 y PlayStation, por no hablar de Nintendo y sus excelentes "videoconsolas" y las ya piezas de museo Philips Videopac. Y ¿por qué me cambié de bando en el último cambio de generación?

Pues a día de hoy todavía no lo tengo del todo claro, pero lo cierto es que -sin menospreciar a la máquina de Sony- soy fiel defensor de la plataforma de Microsoft. Y no por prestaciones o diseño, sino principalmente por Kinect -y su oferta a nivel de títulos para todas las edades- y por las series Gears of War y Forza.

Ahora bien, a día de hoy no sé si está justificado el salto a la nueva generación -hablo a título personal-. Supongo que el día llegará tarde o temprano y, quién sabe, quizá vuelva a la apuesta nipona -o quizá no-. Todo dependerá del catálogo y, sobre todo, del grado de diversión que sea capaz de aportarme cada una de ellas (y las que están por venir).

Y en este sentido, la nueva versión de Kinect para One promete. Y es que aunque no me muestro indiferente ante el apabullante despliegue de ingeniería a nivel de prestaciones y tecnologías implantadas en las dos máquinas, soy de los que opinan que, al final, unas texturas algo más cuidadas o unos efectos de luz más depurados poco importan: lo único que busco es pasar un buen rato.

Con todo, a la hora de la verdad habrá usuarios que apuesten por una de las dos en función de sus prestaciones. Otros, se decantarán por el catálogo exclusivo. Y el resto, la gran mayoría, comprará la que le recomiende el vecino, el primo o el hermano... o la revista de turno ;).

Los españoles somos así. Ahora bien, quien quiera la mejor calidad, que se compre un PC. Eso sí, su plataforma envejecerá mucho peor que las consolas y se quedará obsoleto en poco tiempo.

ivan muñoz

Por falta de tiempo –que no de ganas- juego a la consola de forma muy esporádica, por lo que al menos de momento no tengo la intención de actualizarme a la nueva generación de consolas, pero si tuviera que decantarme por alguna creo que elegiría la PS4.

Es una simple cuestión de sensaciones -ya que técnicamente parece que las diferencias son ínfimas- y tal vez, siendo sincero, para compensar esa sensación recurrente de haberme equivocado cuando en su día me decanté por la consola de Microsoft.

Antes de conocer sus detalles técnicos, me sentía inclinado a renovar mi Xbox 360 con la nueva Xbox One. Tras probarla brevemente hace una semana, gracias a Microsoft, me gustó mucho la calidad de imagen que ofrece y el detalle de los tres juegos que pude probar, entre ellos el último Forza (ya había dedicado muchas horas de juego a las entregas anteriores).

Las mejoras son evidentes y la experiencia de juego fue buena, pero hay una parte muy negativa que, como usuario de Xbox 360 no puedo perdonar: la falta de retrocompatibilidad. Si, como es mi caso, has gastado mucho dinero en juegos en todos estos años y conservas muchos de estos títulos, tanto en disco como en el disco duro, no resulta justo que los pierdas y no puedas seguir jugándolos en la nueva plataforma.

Para mí es un grave error de Microsoft, y no se si podré perdonarlo. Además, el hardware de esta consola es inferior al de PS4, y no está claro que el servicio vaya a ser mucho mejor. Me cuesta decidirme y creo que esperaré a que nuestros compañeros de Hobbyconsolas las prueben (y me dejen probarlas a mí) para tener más información.

Tomás González

¿Qué clase de mundo es éste, tan ruin y lleno de crueldad como para invitarnos a elegir entre dos videoconsolas llenas de virtudes y atractivos? Me niego. A lo largo de los años, nunca he dejado de tener ni una de las grandes consolas que han ido escupiendo al mercado Microsoft y Sony – sin olvidarme de Nintendo –. Nunca he podido tener sólo una.

En ocasiones por cuestiones de catálogo, otras porque ofrecían prestaciones y servicios exclusivos sin los que no podía vivir (o eso creía yo, hasta que vino mi esposa y me presentó su nueva versión de la vida), otras porque... quería.

Si te gusta realmente el ocio electrónico, es imposible comprar sólo la Xbox One y prescindir de la PS4 o viceversa. ¿Podrías disfrutar tranquilo del nuevo Killzone sin que por las noches te revuelvas en la cama y te despiertes con sudores fríos clamando ¡Ryse! ¡Ryse!? Yo, no. Por eso, no me obliguéis a elegir. Primero, una. Luego, otra. Pero al final, caerán las dos.

Fuencisla Mira

De momento, aunque en mi lista de futuras compras no está contemplada una consola de juegos, si me planteo una hipotética compra, lo primero que haría sería estudiar con detenimiento las características de cada dispositivo. Por ejemplo, los juegos disponibles para cada dispositivo, su cantidad, variedad y calidad.

Respecto al hardware, es muy importante conocer con detalle las características técnicas de cada consola, al igual que lo son otros aspectos como la conectividad, la integración con servicios online, etc. En cuanto al precio, hay que tener en cuenta que la PS4 es algo más barata y esto también puede ser un valor añadido para muchos usuarios.

En cualquier caso, la decisión dependerá del usuario y de sus preferencias particulares.

Alberto Martín

Más allá de características técnicas y rendimiento, a mí lo que me llamaba la atención de la Xbox One era la forma de implementar el entretenimiento multimedia en su sistema, para convertir la consola en el centro neurálgico de mi salón.

Sin embargo, no estoy nada convencido de que vaya a funcionar en España. Aquí no tenemos ni Netflix ni nos va la NFL (excepto a los freaks del fútbol americano, como un servidor) ni muchos otros de los servicios con los que la consola de Microsoft llegará a acuerdos en los próximos meses, por lo que no creo que pueda sacarle partido precisamente al punto que me haría decantarme por ella.

Siendo así, y si es sólo para "pegarme un vicio", me quedo con la PS4, y esos 100 euros de diferencia me los gasto en un par de juegos, que en la web de HobbyConsolas me salen más baratos con Otogami.

Miguel Martínez

Si tuviera que elegir... no me quedaría con ninguna. En mi opinión, esta nueva generación llega demasiado pronto y sin demasiadas novedades que ofrecer al público mayoritario. Todos recordamos el salto gráfico que supuso el paso de la primera Play Station a la PS2, o de la Xbox a la Xbox 360, por no hablar de la implantación del juego online u otras funciones que supusieron toda una evolución en los sistemas de entretenimiento.

Sin embargo, tanto la Xbox One como la PS4 no aportan nada excesivamente novedoso (aparte de ligeras mejoras gráficas o nuevos componentes sociales) como para que me plantee realizar un desembolso de tal calibre.

Puedes darnos tu opinión en los comentarios. Recuerda que los mejores aparecerán en el próximo número de Computer Hoy.