¿Las pulseras de fitness cuentan bien los pasos? Pues... No

¿Son precisos los trackers de actividad y las pulseras de fitness? Según un estudio de The Telegraph, no mucho...

Has dado un buen paseo de una hora por todo el barrio. Llegas a casa, consultas tu smartphone y te dice que tu pulsera de fitness ha contabilizado 11.459 pasos. Es inevitable preguntarse: ¿realmente hemos dado ese número de pasos? ¿Son precisos los trackers o medidores de actividad?

El periódico The Telegraph se ha hecho la misma pregunta, así que ha puesto a uno de sus reporteros a patearse Londres con tres trackers de fitness diferentes, para comprobar si miden el mismo número de pasos. La respuesta es no.

Pero no creas que la diferencia es de unas pocas docenas de pasos. En algunas mediciones, llegaba a los 1.700 pasos. Asumiendo que un paso representa una distancia de medio metro de media, estamos hablando de una diferencia de más de 800 metros...

¿Son precisos los trackers trackers de actividad?

En forma con la app Women's Fitness Especiales. ¡Gratis!

Tal como hemos comentado, The Telegraph ha probado durante varios días tres trackers de actividad, al mismo tiempo. Se trata de Withings Pulse O2Garmin Vivofit, y la pulsera de fitness Fitbit Flex. Los tres tienen un precio similar, alrededor de los 100 €.

Aquí puedes ver los resultados de la medición de pasos, en seis días diferentes:

¿Son precisas las pulseras de fitness?

Hay que aclarar que el primer día el periodista combinó los paseos a pie con un trayecto en bici. Tanto Pulse O2 como Vivofit detectaron que no iba andando, y sólo midieron los paseos. Al contrario, Fitbit Flex pensó que estuvo todo el rato caminando, y contabilizó hasta tres veces más pasos que Pulse O2.

El resto de días las mediciones están más igualadas, pero incluso en trayectos cortos, hay diferencias de unos 100 o 120 pasos.

En la última gráfica podemos ver que en un trayecto largo Vivofit y Fitbit Flex se acercaron a los 15.700 pasos, con una diferencia entre ellas de unos 40 pasos, mientras que Pulse O2 contó tan sólo 14.000 pasos. Una discrepancia de 1.700 pasos que equivale a una distancia de unos 800 metros.

Por supuesto, esto no es un estudio científico, es sólo una persona que ha probado tres trackers de actividad durante varios días. Pero sus mediciones demuestran que los trackers de actividad no son igual de precisos, y no sirven para medir distancias.

No obstante, siguen siendo muy adecuados para mostrarte si un día andas mucho o poco, y para animarte a que seas más activo y te muevas más. Que, a fin de cuentas, es el fin último de este tipo de gadgets...

[Fuente: The Telegraph]