¿Qué hay detrás de los robots domésticos Roomba?

¿Qué hay detrás de los robots domésticos Roomba?

Quitar el polvo del suelo para mejorar el ambiente de nuestros hogares, y hacerlos más cómodos y salubres, es un hábito que viene de lejos y para el que en el siglo XV se empezó a utilizar un utensilio hecho con un manojo de ramas atadas: la escoba.

Sobra decir que desde entonces hemos dado pasos de gigante en cuestión de diseño y desarrollo en los utensilios de limpieza, y siempre con la sana intención de dedicarle el menor tiempo y esfuerzo posible a mantener nuestra casa como los chorros del oro.

Lo último en este sentido son los robot aspiradores. Un electrodoméstico que poco a poco está encontrando su sitio y que es más que probable que en unos años se convierta en un imprescindible, como ya lo son el lavavajillas o la lavadora.

Consejos de compra robot aspirador

De la exploración espacial al salón de casa

Aunque parezca que este tipo de robots domésticos son algo nuevo, que se ha unido al carro de la extrapolación de la robótica a cualquier sector susceptible de sacarle partido, lo cierto es que su desarrollo ha cumplido ya más de 10 años.

Fue en el año 2002 cuando la empresa norteamericana iRobot presentó su primer modelo bajo la marca Roomba, y ya por entonces acumulaban una larga experiencia en el mercado de la robótica desarrollando robots para diferentes aplicaciones, pero sobre todo para la exploración espacial.

El futuro de la exploración espacial: la estación robótica

“Cuando la gente descubría en qué trabajábamos, nos preguntaban que cuándo íbamos a construir robots prácticos que trabajaran por ellos”, nos cuenta Colin Angle, CEO y fundador de iRobot. “Nos dimos cuenta que limpiar no es algo que precisamente gusta hacer, por eso pensamos que una buena forma de empezar con este tipo de robots prácticos era echando una mano para mantener la suciedad a raya”.

Los mejores robot aspirador del mercado

La historia de Roomba fue el resultado de cinco años de investigación, diseño y experimentación. Para ello, utilizaron su experiencia en navegación y cobertura de espacios que lograron con el diseño de robots destinados a la detección de minas. Y, además, contaron con la colaboración de dos empresas líderes en sus respectivos segmentos: SC Johnson Wax, especializados en el desarrollo de productos de limpieza; y Hasbro, reconocidos por la fabricación en masa de juguetes robóticos a un precio razonable.

En 1991 iRobot desarrolló Genghis, un robot diseñado para el exploración espacial con seis patas que caminaba de forma autónoma.

Llegan los robots domésticos

Así fue cómo nació el primer robot doméstico Roomba. Una familia que actualmente incluye productos como Scooba, destinado a fregar; Braava, limpiador de suelos; Mirra, para mantener libre de suciedad las piscinas; y Looj, para limpiar canalones.

Actualmente, la unidad de negocio de robots domésticos de iRobot supone más del 90% de sus ingresos, aunque sin descuidar el resto de sus áreas con las que comparten recursos. La estructura de la compañía está basada en la colaboración y no en el trabajo individual, lo que permite a sus ingenieros trabajar en diferentes programas y compartir conocimientos.

Los mejores electrodomésticos inteligentes para tu casa

“El trabajo del departamento de robot domésticos proporciona la experiencia de desarrollar tecnologías como sensores o navegación de bajo coste, así como diseño y manufacturación a gran volumen. El trabajo del área de Presencia Remota contribuye con conocimientos sobre la navegación autónoma, telepresencia, la interacción entre persona y robot a distancia; y desde Defensa y Seguridad aportan sus investigaciones sobre movilidad, sensores, manipulación y comunicaciones”, cuenta Angle y nos pone un ejemplo concreto.

“Nuestros robots destinados a salvar vidas, Ariel y Fetch, fueron diseñados para detectar y deshacerse de munición peligrosa, incluso cuando se trataba de minas submarinas y munición antiblindaje. El aprendizaje detrás de los algoritmos usados por estos robots se tuvo en cuenta durante el desarrollo del robot aspirador Roomba original, para que éste pudiera cubrir la mayor superficie con la máxima eficiencia”.

PackBot es un robot desarrollado para la desactivación de bombas, vigilancia y reconocimiento. Sube escaleras fácilmente, y transmite datos de vídeo y audio en tiempo real.

Un futuro conectado

El último miembro en llegar a esta familia de robots domésticos ha sido Roomba 980. Lo hizo a principios de noviembre de 2015. Por ahora, es el más sofisticado de su tipo e incluye mejoras como conectividad WiFi, control con una app desde el smartphone, mapeo más preciso gracias a su cámara integrada de baja resolución y reconocimiento de obstáculos.

“La avanzada tecnología de navegación de Roomba 980 le permite limpiar de forma eficiente moviéndose en líneas paralelas mientras que, gracias a sus múltiples sensores, adapta su trayectoria cuando es necesario para navegar por debajo de mueble o alrededor del desorden”, describe el CEO y fundador de iRobot.

Roomba 880: análisis, características y precio

Esta compañía norteamericana que comenzó diseñando robots para la exploración espacial y la detección y eliminación de minas, lleva vendidos 14 millones de unidades de su gama doméstica en todo el mundo.

Vemos un futuro donde múltiples robots trabajan juntos en toda la casa y esos robots tendrán un papel fundamental en un hogar conectado”, nos cuenta Angle cuando le preguntamos sobre próximos proyectos. Sus planes para el futuro casi no han cambiado desde su fundación en 1990: ayudar a las personas dentro y fuera del hogar.