¿Qué hay de nuevo viejo? Casio lanzará un reloj inteligente

casio smartwatch

Parece que a día de hoy no eres nadie si no lanzas un presentas un smartwatch. Las marcas de teléfonos presentan relojes inteligentes, y las marcas de relojes tradicionales se suben al carro, así que era de esperar que Casio se posicionara. La marca que nos proporcionó el emblemático reloj digital con alarma llega algo tarde a este mercado, pero parece que no están dispuestos a ser "uno más". 

Lo han declarado en el Wall Street Journal: planean si no destronar, al menos desestabilizar al Apple Watch. Nosotros no sabíamos que estaba en un trono, pero en cualquier caso probablemente la compañía debería plantearse un objetivo más cercano, como Android Wear. 

Así es la Action Cam de Casio

Sea como fuere, no pretendemos decirles cómo hacer sus negocios. Sobre todo porque parecen tenerlo todo bastante claro: crearán "un dispositivo inteligente en lugar de un dispositivo inteligente que también es un reloj". No tenemos muy claro a qué se refieren, pero teniendo en cuenta que las Action Cam de Casio ya han trascendido la muñeca... ¿Podría ser que su wearable hiciese lo mismo?

A lo que nos referimos es que, además de los relojes inteligentes, muy pocas marcas se han atrevido a hacer algo que no se pusiese en la muñeca. Algunos anillos sueltos, las gafas que cayeron en la desgracia... pero no hay muchos más formatos.

Echa un vistazo a los nuevos Casio

Por lo visto, planean centrarse en usarlo cómo un dispositivo práctico, fácil de usar y resistente. Probablemente apuesten por reducir el tamaño, que en realidad es lo que está tratando de hacer todo el mundo, y los fabricantes de smartphones le han sacado ventaja: llevan años adaptando componentes para hacerlos más y más pequeños. 

Esperamos que le vaya mejor que al resto de marcas de relojes tradicionales que han intentado  hacerse un hueco en este mercado. Por lo general no les suele ir demasiado bien, sobre todo porque el mundo de los relojes inteligentes y el de los relojes tradicionales no tienen nada que ver el uno con el otro.