¿Recargar tu móvil con orina? En el futuro será posible

recargar movil con orina

Olvídate de la energía eólica y solar. De acuerdo a un grupo de científicos ingleses, en el futuro los cargadores de móviles podrían utilizar orina como fuente de energía limpia. 

Ingenieros del Laboratorio de Robótica de Bristol han logrado cargar la batería de un móvil con energía generada a partir de la orina. Más ecológico, imposible, aunque un poco asqueroso en su aplicación práctica, eso sí.

Los investigadores cultivaron bacterias en ánodos de fibra de vidrio que después fueron insertados en cilindros de cerámica, parecidos a circuitos de una batería. Cuando la orina pasaba por los cilindros, las bacterias descomponían los azúcares y demás químicos presentes en el líquido, acumulando una pequeña carga eléctrica. Una vez generada, la carga pasaba a ser almacenada en un capacitador

Cuando los ingleses conectaron un móvil Samsung corriente al capacitador, el equipo cargó lo suficiente para realizar una llamada. Aunque de momento la cantidad de energía producida es pequeña, las ventajas en cuanto a costos de generación del método inglés podrían ser incentivo suficiente para desarrollar la tecnología más a fondo. Según los investigadores, producir una celda de combustible funcional podría salir por menos de 2 euros.

Las bacterias utilizadas en las celdas de combustible biológicas (CCB) son las mismas que se utilizan en plantas de tratamiento de aguas residuales.

De acuerdo a los científicos, la tecnología podría instalarse en los servicios para alimentar pequeños electrodomésticos e instalaciones del hogar como duchas, bombillas y secadores, además de móviles.

Actualmente, el dispositivo de carga utilizado es un poco más grande que una batería de coche, pero para el futuro se podrían esperar versiones más pequeñas y portátiles, aseguran.

Los resultados fueron presentados en la publicación científica Physical Chemistry Chemical Physics.

Tendremos que estar atentos a este tipo de avances. Mientras tanto, no se os ocurra intentarlo en casa.

Fuente: The Telegraph