El Reino Unido prohibirá las Google Glass para conductores

Google Glass

Las Google Glass no han salido al mercado y ya tienen más de un enemigo contra ellas. Han sido declaradas presencia non grata en locales para adultos, bares y restaurantes, por diversos gobiernos a lo largo del planeta, y como si esto no fuera poco, no son aptas para todo el público que quiera portarlas. 

A la lista de negativas ahora se suma el Departamento de Transporte del Reino Unido, que ha considerado que el gadget más reciente de Google es un peligro para quien se encuentre detrás del volante y por consiguiente para quien tenga el infortunio de cruzarse en su camino. ¿El motivo?

Según representantes del órgano gubernamental, están seguros que el uso de las Google Glass distraerá a quien las porte y es necesario que los conductores mantengan la vista fija en el camino a todo momento para evitar equivocaciones que puedan causar posibles accidentes.

La prohibición se asemeja a la que existe sobre la utilización de dispositivos móviles como smartphones mientras se conduce en el Reino Unido desde el 2003, que hasta la fecha ha multado a más de un millón de conductores con la eliminación de tres puntos de su licencia de conducción y un pago obligatorio de 60 libras esterlinas, un monto aproximado de 68 euros.

Legisladores en los Estados Unidos no son ajenos a estas preocupaciones, y un grupo de parlamentarios de los estados de Delaware y West Virginia han presentado mociones para prohibir el uso de dispositivos portables como éstos mientras se está conduciendo.

Google emitió un comunicado en el que están conscientes de las dudas y preocupaciones que propicia la introducción de una nueva tecnología y que su programa de ensayo de las gafas, limitado por ahora a los Estados Unidos, busca que todos los usuarios participen activamente del desarrollo de su nuevo dispositivo, que aún no tiene una fecha confirmada de lanzamiento.

Para los defensores del dispositivo, la prohibición de su uso detrás del volante significaría perder muchas oportunidades en cuanto a sistemas de navegación, control a distancia de accesorios del automóvil como el aire acondicionado e información útil como el estado de la batería. La casa alemana productora de automóviles Mercedes Benz se encuentra en la primera fase de desarrollo de un sistema de navegación completo que permitiría al usuario utilizar las gafas desde el momento en que se baja del coche para continuar su camino a pié. 

Otros desarrolladores han explorado otras aplicaciones para Google Glass, incluyendo GlassTesla, que le permite a los conductores de coches de alta gama controlar diversas funciones del mismo. 

Con las declaraciones de la compañía norteamericana, es posible que no hayan estimado los posibles riesgos que traería el uso de este dispositivo mientras se maneja el coche. Ya que se encuentran aún en fase de desarrollo, tal vez los consideren sobre la marcha: en caso contrario, se perdería una gran oportunidad para la tecnología portable.

Y tú, ¿utilizarías las Google Glass al volante?