Robots policía ya patrullan las calles de California

Robots policía knightscope K5 ya patrullan las calles de California

El primo achaparrado y simpático de Robocop se pasea por las calles del Valle del Silicio, en California, a la caza y captura de criminales.

Experto en labores de prevención y ayuda al ciudadano, el robot policía autónomo Knightscope K5 representa el futuro de la seguridad urbana en las grandes cuidades. Como sus propios creadores aseguran no sustituirá a los polícias o los guardias de seguridad, pero si puede convertirse en un eficiente compañero de apoyo para los agentes del orden de carne y hueso.

Aquí puedes verlo durante sus primeras patrullas en labores de vigilancia, ayuda al ciudadano y prevención de delitos:

Creados por antiguos trabajadores de Google, los robots policía Knightscope K5 emplean un sistema de movimiento autónomo muy similar al utilizado por el coche sin conductor de Google. Mediante diferentes sensores analizan el entorno para calcular en tiempo real la ruta que deben tomar, sorteando obstáculos y detectando a personas, así como actividades sospechosas.

Están equipados con cámaras de 360 grados y detección de movimiento, infrarrojos, sensores de sonido, y visión nocturna. En este vídeo podemos ver cómo patrullan de noche:

Este dron de la policía de Tokio caza drones con una red

Los robots policía Knightscope K5 no van armados ni tienen ningún tipo de autoridad. Han sido programados para detectar actividades sospechosas, como personas corriendo o tiradas en el suelo, así como gritos y peticiones de ayuda. También disponen de detector de humos y sustancias tóxicas. Cuando detectan algo raro se enciende un modo alarma en el que graban todo lo que ocurre a su alrededor, y activan el reconocimiento de rostros y matrículas de coche, al mismo tiempo que se ponen en contacto con la central de seguridad, que será la que avise a la policía.

Los robots policía Knightscope K5 ya está disponibles para alquilar en la región de Silicon Valley, en California. Cada uno de ellos cuesta 4.500 dólares al mes. Teniendo en cuenta que trabajan 24 horas al día y 7 días a la semana, salen por unos 6 dólares a la hora.

Ni siquiera necesitan mantenimiento: cuando su batería se agota ellos mismos regresan a la zona de recarga y se conectan automáticamente.

Knightscope asegura que ya han recibido los primeros pedidos para patrullar los aparcamientos de centros comerciales y solares privados de empresas.

[Fuente: Techworm]

Los robots ocuparán la mitad de los empleos de Japón en 2030