Robox, una impresora 3D doméstica para casa o la oficina

Robox, una impresora 3D doméstica para casa o la oficina

Las posibilidades y el potencial que ofrecen las impresoras 3D fascinan a los amantes de la tecnología, a aquellos que disfrutan diseñando y fabricando sus propios objetos o a quienes necesitan elaborar piezas a medida, entre otro tipo de público. 

Sin embargo, aunque esta tecnología ya se lleva utilizando unos años, todavía son una minoría los usuarios que tienen una impresora 3D para uso doméstico. Y esto se debe en buena medida tanto a los precios elevados como a la necesidad de un montaje complejo que tienen muchos modelos. 

La empresa CEL de Reino Unido pensó que podía ayudar a popularizar el uso de las impresoras 3D en el hogar con Robox. El dispositivo nació como un proyecto de KickStarter y se trata de un modelo especialmente concebido para fabricar diseños 3D a pequeña escala en casa o también en la oficina. 

Sus puntos fuertes residen en que es un producto acabado que está listo para su uso, de manera que no es necesario llevar a cabo complejos montajes, tiene un tamaño adecuado y es fácil de utilizar. Tiene la capacidad de trabajar con una amplia gama de materiales termoplásticos y los filamentos se cambian de una manera sencilla para que lo pueda hacer cualquier usuario.  

El proceso de fabricación de los objetos es muy preciso y es más rápida que otros modelos gracias a un sistema de boquillas de doble abertura, que le permiten producir las figuras una velocidad hasta 300 veces superior a otras impresoras 3D. Además, es uno de los dispositivos que ofrecen una resolución de impresión más alta del mercado, ya que puede imprimir capas de hasta 0,02 milímetros de espesor. 

EntresD: impresoras 3D domésticas de andar por casa

La impresora doméstica Robox tiene un precio de 999,90 libras (unos 1.350 euros), un coste que, aunque no es apto para todos los bolsillos, sí que es adecuado para una impresora 3D destinada al consumidor doméstico si la comparamos con modelos de similares características, como la MakerBot Replicator Mini que vale 1.599 euros. Se puede adquirir en la tienda online del fabricante

[Fuente: Robox]