Sensores para controlar la salud hechos con notas adhesivas

sensor de post-it

Un equipo de científicos de la Universidad de Ciencia y Tecnología Rey Adbalá ha diseñado unos sensores fabricados con notas adhesivas que en la práctica funcionan como si fueran piel artificial. 

Los materiales necesarios para producir este dispositivo son muy comunes, asequibles y accesibles para cualquier persona. Entre ellos se encuentran el papel de aluminio, notas post-it, cinta o esponja. La elección de estos materiales responde al objetivo de los investigadores de desarrollar un sensor barato y al alcance todo el mundo.

En concreto, el aparato está fabricado con un post-it, que es el componente encargado de detectar la humedad, esponjas y toallitas para medir la presión y papel de aluminio para registrar el movimiento. 

El sensor, que los investigadores han llamado Paper Skin, se caracteriza por su flexibilidad y ligereza, dado que su superficie es una nota adhesiva. Imita las funciones sensoriales de la piel humana, incluyendo el tacto, la presión, la temperatura, la acidez y la humedad.

Sensor hecho con post-its

"Este trabajo tiene potencial para revolucionar la industria de la electrónica" afirma Muhammad Mustafa Hussain, miembro del equipo. "Abre la puerta a la comercialización de dispositivos de detección asequibles y de alto rendimiento".

Paper Skin tiene una gran variedad de aplicaciones. En el ámbito de la salud, uno de sus usos más atractivo puede ser el de monitorizar las contantes vitales de los pacientes.

Colocando un sensor en el cuerpo del enfermo, el médico tendrá la posibilidad controlar los registros de manera remota a través del ordenador o un dispositivo móvil. Además, los sensores se podrán integrar con otras aplicaciones de piel artificial para ofrecer en el futuro más funcionalidades. 

Estos tatuajes electrónicos te permiten controlar la salud

En la actualidad, los investigadores están trabajando para mejorar la plataforma para que sea completamente autónoma, flexible, multifuncional y comercialmente viable.

En la siguiente fase de desarrollo se pondrá a prueba la integración del sensor con sistemas de control médico, con el objetivo de que pueda realizar un seguimiento en tiempo real de parámtros como la frecuencia cardíaca, la presión arterial, los parámetros de respiración y el movimiento.