¿Tendrás que cambiar de placa por culpa de Intel Coffee Lake?

¿Valdrán las placas base serie 200 para la octava generación de Coffee Lake?

Revolución en el sector de los componentes de ordenadores y los gamers durante las últimas horas. Todo parece indicar que los nuevos procesadores Intel Coffee Lake no serán compatibles con las placas base que ya están en el mercado. Así al menos lo ha anunciado la cuenta de Twitter de ASRock. ¿Error o realidad? Vamos a ver qué está ocurriendo en todo este asunto.

Está previsto que la octava generación de procesadores Intel llegue al mercado antes de que finalice 2017. En un primer momento se especuló con la posibilidad de que los Coffee Lake fueran compatibles con las placas base para los modelos Intel Skylake y Kaby Lake - estos últimos gracias a una actualización de BIOS y al socket LGA 1151 usado para escritorio.

En caso de que esto fuera cierto, los procesadores Coffee Lake de Intel se podrían instalar en las placas base con chipset Intel 200 Series e Intel 100 Series. Hasta aquí está claro.

Sin embargo, el pasado 31 de julio ASRock reveló en Twitter que los Coffee Lake no van a ser compatibles con estas dos placas base, que son las que se encuentran actualmente en el mercado. Esta es la captura de pantalla que correesponde al tuit:

En ella, el usuario Evan Jensen pregunta si su placa base Z270 Super Carrier (gama alta para el socket LGA 1151) será compatible, a lo que ASRock responde que "los procesadores Intel Coffee Lake no son compatibles con las placas base de la serie 200". Más claro no podía ser. Pero para rizar aún más el rizo este mensaje ha sido eliminado de la cuenta oficial. Lo que nos lleva a sospechar que algo extraño está sucediendo en este tema.

Acer, la primera en incorporar los procesadores Coffee Lake de Intel

Es importante tener en cuenta un detalle: los procesadores Intel Coffee van a lanzarse antes de finales de 2017 al tiempo que llega la serie 300 de Intel. Entonces, ¿qué pasará? 

[Fuente: OverClock3d]