Unboxing MacBook Pro con Touch Bar y primeras impresiones

Pre análisis y Unboxing en español del MacBook Pro con Touch Bar

"Es absolutamente increíble", con estas palabras daba la bienvenida Tim Cook, CEO de Apple, a este nuevo MacBook Pro. Increíble o no, eso sólo lo decidiremos tras nuestro análisis, lo cierto es que ya tenemos en nuestras manos el nuevo portátil de Apple.

En un primer contacto sorprender, y se percibe de forma evidente, la diferencia de volumen y peso frente a la versión anterior, y comienza a justificar la decisión de la marca de “abandonar”, salvo sorpresa de futuro, la línea Air de portátiles.

Más allá del elegante nuevo color gris espacial y de observar que la “manzanita” ya no se ilumina (un duro golpe para los amantes de los vinilos) en este unboxing y toma de contacto con el Macbook Pro no podemos evitar fijar nuestra fijar nuestra atención en el conflictivo tema de los puertos.

Ciertamente sorprende, a la vez que que da un poco de vértigo, encontrarse únicamente con cuatro puertos iguales, Thunderbolt 3 con conectividad USB-C acompañados, irónicamente, por una conexión de auriculares.

¿Es suficiente? A todas luces está claro que a día de hoy parece claro que no, incluso la propia Apple acompaña este unidad para análisis de varios adaptadores, asumiendo en cierta forma que resulta complicado, por no decir imposible, sobrevivir en el día a día únicamente con puertos USB-C.

macbook pro 2016 touch bar

En el interior nos encontramos con una pantalla de LCD IPS LED 13 pulgadas, sin prácticamente bordes, que mantiene resolución (2560x1600 píxeles) aunque mejora, siempre según palabras de Apple, en términos de brillo, contraste y gamut de color. Unas afirmaciones que parecen confirmarse en un primer vistazo, pero que tendremos que refrendar en el análisis del MacBook Pro 2016 con Touch Bar.

Dos altavoces estéreo flanquean al nuevo teclado similar al que ya vimos en el MacBook 12, con teclas más grandes, finas y ergonómicas, con una mejor respuesta gracias al segunda generación del sistema mecánico Butterfly de Apple.

En la zona inferior llama la atención el prominente -el doble de grande que la generación anterior- trackpad sensible a distintos niveles de presión gracias a la tecnología Force Touch.

Para acabar, no podía dejar de la dos de las innovaciones y grandes novedades del nuevo MacBook Pro: el sensor de huellas Touch ID y la barra de funciones Touch Bar.
 

El análisis más completo del iPhone 7 Plus

En cuanto al primero, camuflado en un discreto botón junto a la barra de funciones, permite iniciar sesión con la huella dactilar sin necesidad de teclear la contraseña. Una funcionalidad realmente útil y perfectamente implementada con una velocidad de respuesta casi instantánea, pero que no resultada para nada sorprendente o innovador.

Por su parte, la nueva Touch Bar supone, junto a la conectividad, el gran elemento diferenciador de los nuevos portátiles de Apple. Una pequeña pantalla táctil que sustituye a la tradicional fila de botones de función, mostrando diferentes accesos y funcionalidades dependiendo de la aplicación u opción del sistema operativo que estemos utilizando.

Unboxing MacBook Pro con Touch Bar y primeras impresiones

Es pronto para poder argumentar a favor o en contra de esta solución, aunque la primera impresión es mucho más positiva de lo que en un primer momento se podría pensar, aunque sólo el día a día con ella permitirá dar un veredicto final: ¿Utilidad o simple frivolidad? Esa es la tesitura.

Estas son, muy a grandes rasgos, nuestras primeras impresiones, para conocer más a fondo el último portátil de Apple te emplazamos a que leas en unos días nuestra review y análisis completo del nuevo MacBook Pro con Touch Bar. Te esperamos.