Así es el Bravia A1, el nuevo televisor OLED 4K HDR de Sony

Sony Bravia A1

Pasado, presente y sobre todo futuro se entremezclan en el Sony Bravia A1, el primer televisor OLED 4K HDR que lanza al mercado la empresa japonesa, firme aspirante desde ya a coronar las listas de mejores TV de este 2017. Los argumentos son más que evidentes: una pantalla espectacular equipada con la última tecnología que presume de algunos elementos realmente innovadores que seguramente veamos extenderse a otras gamas y otros fabricantes en los próximos meses.

Se esperaba desde hace tiempo el regreso de Sony a la batalla de los televisores OLED, un terreno que conoce de sobra ya que desde la factoría nipona salió de hecho el primer televisor OLED de la historia, el XEL-1. Aquel modelo lanzado al mercado en 2007 tenía apenas 11 pulgadas y costaba nada menos que 4.999 euros en España pero poco tiene que ver con el Sony Bravia A1 que ocupa estas líneas.

¿Qué es un televisor OLED? La pregunta tiene mucho sentido a día de hoy, en un momento en el que la gama más alta del mercado se divide entre los fabricantes que apuestan por pantallas que utilizan este tipo tecnología y los que buscan sacarle el máximo provecho a los tradicionales paneles LED con soluciones innovadoras.

Los televisores con pantalla LED son los dominadores del mercado, con presencia mayoritaria en los salones de todo el mundo, aunque la tendencia amenaza con cambiar a medio y largo plazo. Resumiendo mucho este tipo de televisores necesitan de un sistema de retroiluminación externa para conseguir iluminar los píxeles de la pantalla que normalmente se sitúa o bien detrás o bien en uno de los laterales del panel.

Qué es 4K HDR y por qué es tan importante en los nuevos televisores

Por contra, en los paneles OLED no contamos con sistema de retroiluminación ya que cada píxel se enciende y se apaga de manera autónoma gracias a un compuesto orgánico capaz de crear luz al ser excitado por una corriente eléctrica. De esta manera no tenemos luz de fondo ni posibles fugas que distorsionen la imagen, consiguiendo negros 100% puros ya que los píxeles se llegan a apagar por completo para mostrar ese color, algo que no sucede en las pantallas LED.

Además el resto de colores pueden presumir de una mayor naturalidad ya que no estarán "contaminados" por la luz de fondo que tienen los televisores LED. Por otro lado gracias a esta forma de crear las imágenes conseguimos reducir el tiempo de respuesta al mínimo, eliminando cualquier posibilidad de imágenes borrosas o efecto ghosting, y conseguimos un ángulo de visión sin pérdida casi completo y un mejor visionado con luz directa.

Esta es la gama de televisores Bravia de Sony para 2017

También contamos con algunas ventajas más tangibles a ojos de cualquier televisor en los paneles OLED como el que tiene este Sony Bravia A1: al no necesitar el sistema de retroiluminación las pantallas pueden ser mucho más finas, siendo por norma general más eficientes que las LCD que normalmente tenemos en el salón de casa.

Claro que el mundo del OLED a día de hoy tampoco es perfecto. La principal pega es que por el momento no existen en el mercado modelos por debajo de las 50 pulgadas con este tipo de paneles. Sin ir más lejos esta Bravia A1 de 65 pulgadas cuesta 5.999 euros. Y es que ser un early adopter, tiene su precio.

Un diseño capaz de transformar cualquier espacio

El Sony Bravia A1 destaca para bien a nivel de diseño gracias a su imponente estética que mezcla vanguardismo y minimalismo para dar protagonismo a su enorme pantalla. Quedan por tanto fuera del alcance de los ojos los altavoces, el pie del televisor e incluso el logotipo de Sony, que se desplaza de su posición habitual hacia una de las esquinas para que la vista no se distraiga ni un segundo de lo que aparece en pantalla.

Los mínimos marcos que rodean el televisor están recubiertos con una capa de cristal que refuerzan la estructura y proporcionan un acabado brillante. La estética es espectacular se mire como se mire: parece flotar en el aire al al mantener un equilibrio perfecto con la lámina que lo sostiene en la parte trasera, invisible desde la parte frontal ya que el televisor está ligeramente inclinado.

Esa lámina trasera está recubierta con una tela que consigue contrastar enormemente con el cristal que cubre los marcos del televisor. Hace además las veces de subwoofer, y si la retiramos tendremos acceso a los componentes y puertos que habitualmente encontramos en la parte posterior del televisor. Y es que gran parte de la electrónica se encuentra en el interior del pie abatible del televisor.

Procesador Bravia A1

Un avanzado procesador para mejorar la calidad de la imagen

Hoy por hoy LG es el único fabricante de paneles OLED de este tamaño. Y, efectivamente, este Sony Bravia A1 funciona con uno salido de la factoría surcoreana, ¿dónde está entonces el sello de Sony?

La calidad de imagen de la pantalla depende de muchos otros factores además del propio panel, como pueden ser los filtros de color y el procesador, donde Sony se ha empleado a fondo para conseguir la mejor imagen posible.

Cómo elegir el televisor 4K HDR correcto para tu PS4 Pro

El X1 Extreme ofrece un procesamiento de imágenes en tiempo real un 40% superior a la anterior generación mejorando la experiencia de manera muy visible para el usuario gracias además a la incorporación de tres nuevas tecnologías. 

  • Remasterización HDR basada en objetos, un sistema que analiza el color de los objetos individuales en la pantalla y ajusta el contraste para conseguir más profundidad e imágenes más realistas.
  • Super Bit Mapping™ 4K HDR que es capaz de crear una imagen natural y fluida sin las bandas de otros televisores, con hasta 64 veces más niveles de color en la misma escena.
  • Dual database processing, un sistema en el que se utiliza una base de datos para limpiar la imagen y reducir el ruido mientras que al mismo tiempo otra base trabaja para convertir las señales de resolución y mejorar la claridad.

Además contamos con la tecnología TRILUMINOS enriquece la experiencia visual con una paleta de colores más amplia, con sombras y tonalidades más naturales. Todo esto redunda en una calidad de imagen excepcional en todos los casos, pero que es de matrícula de honor si sacamos el máximo partido a la pantalla con vídeos en resolución 4K. Pero no solo notaremos la diferencia en esos contenidos ya que el motor X-Reality PRO es capaz de mejorar los detalles para aportar un nivel de detalle ultrarrealista a todo lo que ves.

Como no podía ser de otra forma este Sony Bravia A1 es compatible con HDR10 y Dolby Vision, que combinado con la resolución 4K del panel mejora los niveles de contraste, brillo y color, aumentando el realismo de las imágenes y el nivel de detalles. Eso sí, recuerda, para poder disfrutar de HDR necesitarás un contenido compatible como la serie Marco Polo de Netflix.

Sonido a través de la pantalla

Uno de los aspectos más llamativos de este Sony Bravia A1 es sin duda la tecnología acústica que utiliza. Y es que no contamos ni con unos potentes altavoces ni con una barra de sonido integrada en el marco de la pantalla.

Este este caso es toda la pantalla la que vibra, de manera imperceptible para el ojo humano, para emitir un sonido envolvente de una calidad asombrosa. Y ahí no acaban las sorpresas: el subwoofer se encuentra detrás del televisor.

El nuevo Bravia A1 viene de serie con Chromecast integrado, ¿qué significa esto? Sencillo, podrás reproducir en esta tremenda pantalla contenidos desde tu móvil, tablet u ordenador portátil simplemente pulsando un botón.

Un mando sencillo pero versátil para Android TV

Además, los televisores HDR BRAVIA A1 OLED 4K están equipados con Android TV y el acceso a la Google Play Store, que ofrece películas, programas de televisión y miles de aplicaciones para descargar contenido o utilizarlo como dispositivo de juego con la ayuda del mando a distancia. 

Los reproductores de Blu-Ray mejor valorados en Amazon

Contamos por supuesto con la tecnología de Google para responder a los comandos por voz dentro de una interfaz desarrollada bajo Android Marshmallow (6.0) que resulta muy intuitiva a los usuarios de móviles Xperia, aunque en este caso la fluidez parece un punto a mejorar para alcanzar los niveles en los que se mueve la calidad de la imagen.

Para ver vídeos en HDR con esta Sony Bravia A1 deberemos recurrir a una fuente física (reproductor de Blu-Ray) o servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime, que ya tienen parte de su catálogo adaptado a estos nuevos estándares del futuro.

Un regreso más que digno para Sony

En definitiva el Sony Bravia A1 es un televisor OLED que presume de un espectacular diseño vanguardista sin sacrificar la calidad de la imagen: la pantalla permite disrutar de una experiencia multimedia sobresaliente en todos los casos, llegando a la matrícula de honor si reproducimos contenido de máximo nivel técnico de la mano del 4K y el HDR.

La utilización de la pantalla como altavoz es otro de los puntos definitorios del modelo, llamado a marcar tendencia ya no solo en los futuros televisores de la compañía sino en el catálogo de otros fabricantes.

Ingredientes desde luego no le faltan a este Sony Bravia A1 para colocarse al final de año como uno de los mejores televisores OLED de 2017. Eso sí, toda esta experiencia todavía está al alcance de los bolsillos de unos pocos. Al menos, por ahora...

Sony Bravia A1: precio y especificaciones

 Sony Bravia A1 OLED 
Tamaño (Diagonal)55 y 65 pulgadas 
PanelOLED 
Resolución4K HDR 
ProcesadorSony X1 Extreme 
Sistema OperativoAndroid TV 
SonidoAcoustic Surface (Vibración de la pantalla) 
Precio3.999 euros / 5.999 euros