El codiciado mando a distancia de tu tele: ¿quién lo inventó?

El primer mando a distancia

¿Sabías que el inventor del mando a distancia recibió un premio Emmy por su aportación al consumo televisivo? Eugene Polley recogió este galardón hace casi 20 años, cuando su invento ya estaba más que asentado en hogares de todo el mundo.

Este ingeniero diseñó el primer mando a distancia sin cables para el televisor en los años 50. Y la empresa para la que trabajaba, Zenith, lo comercializó bajo el nombre de Flash Matic. Esta compañía norteamericana ya había realizado algún intento previo, pero con un control remoto que sí utilizaba cable y que bautizó como Lazy Bones (para vagos).

Anterior a ambos, se pueden encontrar antecedentes de este mando a distancia en un diseño registrado por Nikola Tesla, en 1893, titulado "Método de un aparato para el mecanismo de control de vehículo o vehículos en movimiento", y en el telekino del español Leonardo Torres Quevedo de 1903.

Flash Matic, el primer mando a distancia del mundo, utilizaba impulsos de luz que recibían unas células fotoeléctricas colocadas en las esquinas de la pantalla. Según la orden recibida, el televisor se apagaba, se encendía o cambiaba de canal. Pero este primer mando a distancia tenía una pega: estos sensores no diferenciaban entre la luz del control remoto y el resto de luces que hubiera en la habitación, así que había que apuntar muy bien para que funcionara correctamente.

Transforma tu móvil Android en un mando a distancia para tu ordenador

Poco a poco, el invento de Eugene Polley se fue perfeccionando y los impulsos de luz se sustituyeron por ondas infrarrojas. Los mandos a distancia ganaron en tamaño y sofisticación, al tiempo que aumentaba el número de canales. 

A día de hoy, estudios sociológicos, más o menos creíbles, aseguran que se puede saber quién manda en casa por el tiempo que cada uno de los miembros de la familia tiene el mando a distancia en su poder.