Fotografía móvil: una nueva cultura de la imagen

Fotografía móvil

Lo importante de una fotografía es que cuente una historia, es lo que diferencia una imagen buena de otra que no lo es tanto. La cámara que se utilice para captar ese instante único es lo de menos.

De los 26 millones de teléfonos que ahora mismo hay en España, la mayoría de ellos cuenta con cámara de fotos. Para algunos usuarios es una función más, pero para otros es una característica imprescindible a la que cada vez exigen más, y con la que han descubierto inesperadamente al fotógrafo que llevan dentro.

El nacimiento de la fotografía móvil –desde un punto de vista técnico– coincide con el de la hija de su creador. Fue en junio de 1997 cuando Philippe Kahn mandó con su teléfono la imagen de la recién nacida en un alarde de ingenio en el que utilizó su teléfono, una cámara digital y un ordenador portátil.

Poco tiempo después empezó a trabajar con Motorola en un proyecto para desarrollar el primer teléfono móvil con cámara propia, sin embargo fue el Samsung SCH-V200 el que se llevó ese honor. El anuncio se hizo en junio del año 2000. Tenía una pantalla de 1,5”, cámara de 0,35 MPx, y capacidad para almacenar 20 fotos.

Hasta qué punto importan los megapíxeles en la calidad de una fotografía

A partir de ese momento, todos los fabricantes vieron el potencial de este mercado y empezaron a aparecer modelos con mejores características. Comenzaba la guerra de los megapíxeles, una característica que afortunadamente algunas marcas ya han desmitificado, centrando sus desarrollos en otras especificaciones que mejoran la calidad de las fotografías, como la óptica o la calidad del sensor, equiparando las cámaras de los teléfonos con las compactas. Hay modelos que incluso ya captan las imágenes en formato RAW e inclluyen estabilizadores ópticos.

Las cámaras

En los últimos meses son varios los fabricantes de smartphones que han puesto especial hincapié en incorporar a sus nuevos modelos cámaras de mayor calidad, aumentado el número de megapíxeles, mejorando su óptica y añadiendo nuevas características con las que embaucar a esos usuarios que cada día le exigen más a la cámara de su móvil.

HTC One M8

Entre las últimas innovaciones está la doble cámara trasera que incorpora HTC One (M8). Esto no significa que tenga dos cámaras plenamente operativas, si no una principal encargada de realizar la captura de la imagen, y otra secundaria cuya misión es la de recopilar todos los datos relativos a la profundidad de campo.

Es decir, calcula y almacena la distancia a la que se encuentran los diferentes objetos presentes en la imagen para emular la visión estereoscópica del ojo humano. Gracias a esto, se pueden crear interesantes efectos de desenfoque y 3D, entre otros.

La compañía taiwanesa también se desmarca del resto en el tema de la resolución: prefiere ofrecer menos pero con más calidad. Es el concepto Ultrapíxel que ya introdujeron en el HTC One: píxeles de 2,0 micrómetros -–hasta tres veces más grandes que los de sus principales competidores– -que capturan hasta un 300% más de luz.

Nokia 1020

En el lado opuesto está Nokia 1020, un smartphone con una cámara de 41 MPx. Y como con esa resolución resulta complicado compartir fotos en redes sociales, incluye una opción con la que hacer simultáneamente una foto de 41 MPx y otra de 5 MPx.

Con este modelo, Nokia decidió que había llegado el momento de que los usuarios prescindieran de sus cámaras compactas, e incluyó características como una óptica con seis lentes fijas y estabilización óptica de imagen.Una función, esta última, con la que también cuenta el LG G2, pero que no es habitual encontrar en las cámaras de los móviles.

Descubre qué móvil tiene la mejor cámara de fotos

Samsung y Sony no se quieren quedar atrás, y tanto en el Galaxy S5 como en el Xperia Z2 la cámara es una de las características por la que más se han preocupado ambos fabricantes. En el caso del primero destaca la rapidez en el disparo de tan sólo 0,3 segundos, y en el del segundo su lente ‘G Lens’ de Sony.

Además, en los dos casos han decidido mejorar la captura de vídeos y han incluido en sus smartphones estrella para este año la opción de grabar en 4K, una tecnología que probablemente acabarán adoptando el resto de fabricantes en sus modelos de gama alta.

Todavía tendremos que esperar para saber si esta es una de las opciones de la cámara del iPhone 6, al que ya se espera con expectación. Aunque es probable que su estrategia en este sentido sea más parecida a la de HTC, centrándose en la calidad del sensor y dejando a otros la guerra de los megapíxeles.

Sony Xperia Z2

Reglas básicas de composición fotográfica

Pero, como ya decía más arriba, la cámara no lo es todo. Si crees que tienes buen ojo para la fotografía, ha llegado el momento de que dejes de disparar a la loco. Y aquí va el primer consejo: no debes fiarte sólo de tu instinto. Para empezar, no está de más que conozcas el significado de algunos conceptos básicos del mundo de la fotografía:

  • Velocidad de exposición: tiempo que está abierto el obturador y entra luz al sensor. Se expresa en fracciones de segundo (1/30, 1/60...). Si quieres congelar el movimiento, usa tiempos cortos.
  • Apertura del diafragma: cantidad de luz que entra al sensor de la cámara. Se expresa con el número f.
  • Profundidad de campo: distancia que aparece enfocada por delante y por detrás de un objeto. Cuanto mayor sea el número f,  mayor es la profundidad de campo.
  • ISO: en las cámaras de carrete es la sensibilidad a la luz de la película. Este parámetro ha sido trasladado a la fotografía digital. A mayor sensibilidad, necesitas menos luz, pero la foto tendrá más ruido.
  • Ruido: en fotografía digital son los píxeles que aparecen en una foto, es el equivalente al grano en la fotogafía convencional. 

Una vez que te hayas familiarizado con ellos y los domines –y aquí va el segundo consejo–, olvídate de que estás utilizando un móvil. Piensa en él como si fuera una cámara y ten en cuenta las siguientes reglas básicas de una buena composición. Si las pones en práctica, verás cómo tus fotos mejoran notablemente:

  • La regla de los tercios Consiste en trazar líneas imaginarias creando cuadrículas de 3x3 con el mismo tamaño. Colocar lo que te interesa de la fotografía en cualquiera de los cuatro puntos de intersección te asegurará una composición equilibrada mejor que situarlo en el centro.
    Reglas composición fotográfica: tercios
    (Fotografía Noelia Hn)
  • La regla del horizonte: en este caso se trazan tres líneas imaginarias que dividen la imagen en tres partes iguales. Según la norma clásica, lo ideal es utilizar dos tercios para el motivo principal de la fotografía.
    Reglas composición fotográfica: horizonte
     (Fotografía de Noelia Hn)
  • La regla de la mirada: esencial en retratos. Centra la atención en sus ojos, bien utilizando la ya mencionada regla de los tercios, o encuadrando la imagen de modo que haya espacio libre en la parte de la imagen hacia donde dirige la mirada el sujeto. 
    Reglas de composión fotográfica: retrato
    (Fotografía de Noelia Hn)
  • Fíjate en el fondo: al hacer una foto, solemos centrar nuestra atención en el elemento principal despreciando el resto. El fondo también forma parte de la imagen, fíjate en lo que aparece en él y elimina elementos que puedan distraer al espectador. 
    Reglas de composisición fotográfica: fondo
  • Busca las líneas: si te fijas bien, verás que casi cualquier elemento que fotografíes tiene líneas. Las más evidentes son las de una calle o un edificio, pero también las hay en la naturaleza. Utilízalas para dirigir la mirada del espectador hacia donde te interese.
    Reglas de composición fotográfica: líneas
             (Fotografía de Noelia Hn)
  • Mejor números impares,  y mejor aún sin son tres los elementos. La razón no está del todo clara, aunque sí que el uno transmite soledad y el dos un equilibrio quizá demasiado perfecto. Si haces fotos desde hace tiempo, revísalas, es probable que el tres aparezca más veces de las que piensas sin habértelo propuesto. 
    Reglas composición fotográfica: números impares
  • Colores complementarios:  si te gusta la fotografía en color, fíjate bien en las tonalidades que aparecen en las imágenes. Conseguirán un buen resultado si utilizas colores complementarios, es decir, los opuestos entre sí en el círculo cromático: rojo y verde, azul y naranja, violetay amarillo. 
    Reglas composición fotográfica: colores complementarios

 

La comunidad fotográfica

Junto a la mencionada evolución técnica, se iba generando un movimiento alrededor de la fotografía móvil que la dotaba de entidad propia: personas que hacían fotos con sus teléfonos prescindiendo de sus cámaras. No necesitaban más, o eso creían, hasta que llegó Instagram en octubre de 2010, una aplicación para iPhone que servía para hacer fotos y compartirlas. Este tándem dio tan buenos resultados que en diciembre ya había un millón de cuentas dadas de alta.

En abril de 2012, Instagram pasó a ser​ propiedad de Facebook por 1.000 millones de dólares, y pocos días después la compañía anunció su lanzamiento para Android. Desde noviembre de 2013 también está disponible para Windows Phone en una versión beta que es plenamente operativa.

Hoy son 200 millones los usuarios que la tienen instalada en su móvil, entre ellos también También hay muchos fotógrafos profesionales que tienen su propio perfil en esta red social, y que han convertido el móvil que siempre llevan en el bolsillo en su segunda cámara.

Las mejores apps de fotografía para iOS y Android

El formato cuadrado, y sus marcos y filtros inspirados en la estética Polaroid son inconfundibles, pero es su carácter de red social lo que la ha convertido en referente de la fotografía móvil.

Su estructura es como la de cualquier otra comunidad, en la que los usuarios pueden seguirse entre sí, marcar si las fotos que publican otros les gustan y comentarlas. Se pueden añadir etiquetas, incluir la ubicación y, desde junio de 2013, también grabar vídeo.

Pero esto no es todo, hay empresas que han descubierto el potencial de Instagram para llegar al público y la utilizan como una herramienta más en sus estrategias de marketing –victoriassecret es un de las marca con más presencia con casi 4,3 millones de seguidores–.

Desde Instagram han surgido iniciativas tan interesantes como las que organizan en Instagramers, una comunidad de origen español que nació como un blog en junio de 2011. En aquel momento la intención de su creador, Philippe González, era ayudar a los usuarios a usar esta aplicación de fotografía con tintes de red social.

En la actualidad, es la que cuenta con un mayor número de miembros de la comunidad Instagram con 400 grupos repartidos por todo el mundo, que organizan unas 50 quedadas el mes. “Queremos convertirnos en el referente de la fotografía móvil e incluir una ficha de cada fotógrafo”, nos cuenta González. Su última iniciativa ha sido la apertura en Madrid de una galería física, la Instagramers Gallery.

Instagramers Gallery Madrid

Sácale partido a tu cámara

Una de las ventajas del móvil es que es más discreto. Quien te vea con él no sabe si estás mirando la previsión meteorológica para las próximas horas, mandando un mensaje o... haciendo una foto. Aprovéchate y capta instantes que con una réflex o una CSC te sería muy complicado inmortalizar. Y, de paso, ten en cuenta que:

  • Debes conocer tu cámara, aunque sea la de un móvil: qué ajustes tiene, cómo mejorar la exposición, etc.
  • Crea un acceso rápido a la cámara para no perder el tiempo buscándola.
  • No uses el zoom digital, perderás calidad de imagen y, además, puedes encuadrarla después con una app. Si quieres acercarte a algún detalle, usa tus pies, son el mejor zoom.
  • No dispares con el filtro, perderás calidad y la posibilidad de tener la foto original. Al igual que ocurre con el zoom, la edición mejor si es posterior.