Se ha subastado la única cámara que fue a la luna y volvió

cámara Hasselblad 500

La cámara Hasselblad 500 tiene la suerte de haber estado en un lugar que muchos de momento todavía soñamos con poder estar: la luna. Se trata de la cámara que se empleó durante la misión Apollo 15 a la luna en el año 1971.

Seguramente te preguntes quién es el afortunado poseedor de la cámara en la actualidad. Se trata del fundador de la cadena de tiendas japonesas Yodobashi Camera, llamado Terukazu Fujisawa. Este coleccionista japonés tiene la suerte y el honor de tener en su poder una pieza histórica de enorme valor.

Aunque esto ya tiene algún tiempo, ¿sabías que la NASA diseña un robot para extraer agua de la luna, RASSOR?

Fujisawa ganó una subasta la cámara por un precio de puja de 550.000 €, lo que sumado a las tasas a pagar por los pujadores ascendía a 660.000 € o 910.000 $. Vamos, nada que no lleve uno un día cualquiera en su bolsillo.

Pese a todo, no se trata de la primera cámara Hasselblad 500, y es que este mismo modelo de cámara cámara acompañó al astronauta Neil Armstrong en la primera misión lunar, en el 1969. Se trata de piezas de un importante valor, pues otras cámaras que han sido enviadas para explorar la superficie lunar han sido abandonadas debido a motivos de peso, por ejemplo.

La subasta partió de los 80.000 € y las estimaciones iniciales eran que podrían llegar a pujar por ella hasta 200.000 €. Sin embargo, para sorpresa de todos, los coleccionistas del mundo de la fotografía estaban realmente predispuestos a hacerse con esta joya.

Además, también pagaron una importante cantidad (102.000 €) por una impresión de "lo + Gatto", de Wanda Wulz, uno de los primeros y más famosos selfies que se hayan tomado y que ahora están tan de moda.

Los bebés también se apuntan a la nueva moda de los selfies