LG 105UB9, televisor LED curvado de 105 pulgadas 4K UltraHD

LG 105UB9, pantalla LED curvada de 106 pantallas con resolución 4K UltraHD

Como usuario de un flamante proyector del que estoy totalmente enamorado, hasta el punto de que hace dos años que no veo una película en una tele, el anuncio del LG 105UB9, te hace plantearte unas cuantas dudas existenciales.

La principal razón de usar un proyector es, lógicamente, disfrutar de un tamaño de pantalla más grande de lo que te ofrece un televisor. ¿Pero qué ocurre cuando una tele tiene una superficie de pantalla casi igual que un proyector de tamaño medio? Eso es lo que plantean las 105 pulgadas de diagonal de la nueva LG 105UB9, recién presentada en Madrid hace un par de días.

LG 105UB9

No te pierdas nuestros consejos para comprar un televisor

Este impresionante televisor LG incorpora una enorme pantalla curvada de 105 pulgadas, que además ofrece resolución 4K o UltraHD.

Según CNET, dispone de una inusual proporción casi Cinemascope, 21:9, en lugar de la habitual 16:9. Esto da lugar a dos importantes ventajas.

Por un lado, al ser un poco más ancha que una tele estándar permite mostrar información, como la guía televisiva o una app que estés ejecutando a través de SmartTV, sin tapar la imagen.

Por otro, al tener una proporción más allá de 16:9, necesita más píxeles, por lo cual incluso supera la resolución 4K (3840x2160 píxeles) hasta alcanzar los 5120x2160 píxeles. Todo un récord. Esto significa que cada cuadro de imagen tiene más de 11 millones de píxeles, que en una película en blu-ray se refrescan 24 veces por segundo. Unas cifras impresionantes.

La mayoría de los nuevos televisores con pantalla curva y resolución 4K utilizan la tecnología OLED. Sin embargo, para este LG 105UB9, la compañía coreana ha recurrido al clásico panel LED, que no tiene tanta calidad visual, pero que sin duda abarata los costes. Una pantalla curva OLED de 105 pulgadas de tamaño podría costar fácilmente cerca de 60.000 €. Y aunque LG no ha facilitado precios, no esperamos que este modelo baje de los 20.000 o 30.000 €.

Sony también dispone de televisores Bravia con pantallas LED curvadas, pero "sólo" llegan a las 65 pulgadas.

LG es una de las compañías que más están apostando por las pantallas curvas, pues facilitan el visionado a los que se sitúan en las orillas de la sala. El mes pasado lanzó en primicia en España el primer televisor con pantalla curva OLED del mercado.