2GB gratis en Google Drive revisando vuestra seguridad

Google drive gratis

Si estás descubriendo las maravillas del almacenamiento online, pero aún no estás convencido de pagar dinerlo por una nube, te conviene echar un vistazo a esta promoción. Google está regalando 2 GB de almacenamiento gratis en su nube particular: Google Drive. Como sabemos que os interesan mucho estas cosas, especialmente cuando son gratis, os desglosamos el invento. 

Como ya sabéis, Google Drive es el servicio que Google lanzó homegenizando todos sus servicios en la nube. Y no sólo integra almacenamiento en bruto para guardar películas, series y demás. También integra Google Docs, que permite trabajar en editor de textos, hojas de cálculo, presentaciones y demás como si se tratase de un paquete office gratuito. 

Si te interesa comprar espacio en la nube, te dejamos nuestra comparación de precios

Y la única condición para ello es tener una cuenta de Gmail. Así, todos los servicios quedan homogeneizados en uno, y ni siquiera hace falta tener un Android para utilizarlo: también hay aplicaciones para otros sistemas operativos, como iOS. 

Por eso, cuando apareció esta oferta, los usuarios corriendo a revisar su seguridad para ampliar gratis su Google Drive. Lo único que tenéis que hacer hacer click aquí y seguir los cuatro pasos en los que Google nos guía para revisar nuestra seguridad online de una forma bastante sencilla. 

La verdad es que no estaría de más hacerlo, aunque no regalasen nada, pero como en Google saben que los usuarios son peligrosamente perezosos en lo que respecta a seguridad, han tenido que dejar este pequeño incentivo, que no se hará efectivo inmediatamente, sino a partir del día 28 de febrero.. 

Las preguntas sin sencillas: sólo se aseguran de que sepamos la respuesta a nuestra pregunta de seguridad, de que controlamos los últimos accesos a la cuenta y que tengamos bien configurados los permisos de las aplicaciones. Este ultimo tema está siendo bastante conflictivo, y os recomendamos que echéis un vistazo a este artículo. No revisar los permisos de las aplicaciones puede tener peores consecuencias de lo que creemos.