El buscador de Google favorece a las webs encriptadas

El buscador de Google penaliza a las webs que no están encriptadas.

Si accedes ahora mismo al buscador de Google, a través de Google.es por ejemplo, habrás visto que la dirección URL del buscador, en el navegador, cambia automáticamente a HTTPS. Esto es porque desde hace unos meses, Google encripta las búsquedas mediante la técnica TSL, a través de SSL.

Lo mismo ocurre con tu correo almacenado en Gmail.

Tras el escándalo del espionaje de la NSA, la reputación de las empresas de Internet ha quedado muy dañada, bien por colaborar con los espias gubernamentales, bien por mirar hacia otro lado, o bien por no enterarse de nada (lo cual es poco creíble).

Para intentar recuperar la confianza de sus clientes Google ya encripta las búsquedas llevadas a cabo a través de su buscador Google, así como el correo de Gmail. Poco a poco va a ir añadiendo la encriptación a todos sus servicios, y quiere que el resto de páginas web hagan lo mismo.

En su Blog Oficial de Seguridad Online, explica que, a partir de ahora, va a penalizar en el ranking de posicionamiento de su buscador Google a aquellas webs que no estén encriptadas. En decir, en las listas de resultados de las búsquedas en Google, dará prioridad a aquellas webs que dispongan de encriptación.

Pero antes quiere dar tiempo a que, poco a poco, las páginas comiencen a adoptar la codificación a través de HTTPS, así que de momento esta penalización sólo afecta al 1% de las webs, y es un valor con menos peso que, por ejemplo, la calidad del contenido.

No obstante, Google advierte que irá adquiriendo más importancia con el tiempo.

Google explica cómo maneja las solicitudes de derecho al olvido

Mientras tanto, ofrece una serie de consejos para aquellos que usen por vez primera el protocolo HTTPS:

* Consejos de Google para usar la encriptación en tu web

  • Piensa bien el tipo de certificado que necesitas: individual, multidominio o wildcard
  • Usar claves de 2048-bit
  • Usar URLs relativas para recursos que estén en el mismo dominio seguro
  • Usar URLs con protocolos relativos para el resto de dominios
  • No bloquees tu web HTTPS usando robots.txt
  • Permite que los buscadores indexen tu página. Evita la meta tag noindex robots

​En las próximas semanas Google publicará un documento para ayudar a dar el salto a las webs encriptadas.